BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

En el año 99 entrevisté a Carlos Cardoen, un controvertido chileno exfabricante de armas, entre ellas las bombas racimo, que estuvo en busca y captura por el gobierno de los EEUU.  Cardoen, según la wikipedia, consiguió simplificar el sistema de explosión de tan cruel arma y vendió algunos desarrollos al Irak de Saddam:

Mientras exista la estupidez humana se seguirán fabricando armas, entonces ¿por que otros y no nosotros? -contestó cuando le pregunté sobre aquella actividad.

Es la respuesta de un empresario pragmático, para quien los efectos de su contribución debían parecerle irrelevantes.

La última noticia que tuve de él fue por un artículo aparecido en un periódico en el que se recogía la dramática muerte de su hermano:

“Con un disparo se suicidó hermano de Carlos Cardoen” En el hospital -contaba el diario-, se encontraba el empresario Carlos Cardoen, visiblemente afectado por la muerte de su hermano.

Dicen que Cardoen hace tiempo que ya no fabrica esas armas, e incluso -cuentan quienes le conocen-, dedica gran parte de su actividad a la filantropía. Me he acordado hoy de todo esto porque el gobierno español ha anunciado que se aprobará una moratoria sobre bombas racimo en nuestro país y se ordenará su destrucción. Seremos pioneros en la lucha contra el pragmatismo decadente y la estupidez humana.

Print Friendly, PDF & Email