BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Artur Mas (CiU) anunció ayer que propondrá en su congreso que Cataluña pueda ejercer “su derecho a decidir”. El anuncio, a pesar de que ya lo adelantó en una ponencia recientemente, ha provocado un cierto revuelo porque aunque no habla explícitamente de la autodeterminación -como el plan Ibarretxe- deja la puerta abierta en ese ámbito.

Bueno. Para empezar, esta es una propuesta de Convergencia, no de CiU, todavía. Sería extraño pues CiU ratificó el Estatuto, y no parecería muy lógico ampliar ahora demandas que ya fueron discutidas. En mi opinión el asunto hay que entenderlo más en clave interna que externa. Los continúos desacuerdos entre Montilla y Moncloa han gustado en la sociedad catalana, que ve en el PSC un representante fiel, capaz incluso de enfrentarse a su propio partido. CiU observa con preocupación el ascenso del PSC en Cataluña y trata de ser maximalista para recuperar peso electoral.

Ahora bien, que la autodeterminación se convierta en una recurrente espada de damocles, en un arma arrojadiza del nacionalismo, es un tema que debiera preocuparnos y hacernos pensar: ¿Es nuestro modelo de convivencia acertado para disipar tensiones? Nuestro modelo autonómico data del año 1978. España era un país completamente diferente que se debatía entre lo militar y lo espiritual. Los Pc´s, ni siquiera existían aquí.

¿No es quizá el momento de sentarnos y buscar fórmulas de convivencia -como el modelo Federal u otros- que nos permitieran mirar de una vez por todas al futuro? ¿No hay una fórmula, más moderna, que pudiera convencer a todas las regiones y que nos permitiera mirar hacia adelante, juntos, de una forma cómoda? ¿por qué da tanto miedo la reflexión?

A lo mejor el modelo autonómico que diseñaron para unos no es ya eficiente para nosotros.

Print Friendly, PDF & Email