BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Lo he visto en el blogsalmon y es una explicación francamente sencilla:

Tener algo de deuda pública no es necesariamente malo, por ejemplo un Estado que dependa mucho del turismo estival en la declaración del IVA podría necesitar endeudarse en verano para pagar el extra de servicios públicos que le causara tener a más habitantes de la cuenta sabiendo que lo va a recuperar cuando las empresas le paguen el IVA al principio del otoño. También puede ser que un país se endeude para construir infraestructuras que se van a utilizar durante cierto tiempo, como por ejemplo una vía de tren. En ese caso se puede considerar que no es justo que aquellos que ahora pagan los impuestos tengan que pagar por el coste de la obra. La deuda pública sería una forma de repartir el gasto entre las distintas generaciones. Si esa infraestructura tuviera una tasa de retorno superior a los intereses de la deuda nos encontraríamos con que esos intereses no lastran las cuentas públicas.  [sigue]