BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El caso de los errores judiciales que condujeron al asesinato de Mari Luz plantea muchas preguntas sobre el funcionamiento de nuestro anticuado sistema judicial.

¿Por qué los jueces siempre parecen impunes a los errores profesionales? El CGPJ ha anunciado una “información previa” para “averiguar lo que ha pasado”. El presunto asesino tenía dos condenas pendientes pero no había ingresado en la cárcel. Algún tipo de fallo en el acceso a sus datos hizo que eso no fuera detectado. Y eso, en la era de la información no tiene disculpa.

Me habría gustado, además, escuchar ayer del CGPJ la misma vehemencia con este caso que la que emplearon para divagar sobre el Estatuto catalán durante toda la legislatura, a pesar de que ese tema ni siquiera le correspondía.

El portavoz del CGPJ especuló anoche en Hora 25, entrevistado por Angels Barceló, sobre la necesidad de una redefinición “del sistema”:

“Además de la culpabilidad […] aquí estamos ante grados muy altos de peligrosidad y también hay que buscar medidas legales, dentro de la constitución que puedan ser adoptadas junto a las condenas para tratar de que la reinserción sea más efectiva “

Convendría no distraerse. Este no ha sido un problema de la Ley, sino un problema en la aplicación de la Ley.

Ahora bien. Más allá del asunto concreto y de la enorme repercusión social que tiene, hay que preguntarse si la sociedad puede aspirar a la delincuencia cero ¿Es tecnicamente posible? ¿La delincuencia cero existe en algún lugar del mundo? y sobre todo: ¿una menor delincuencia significa también menos derechos civiles? ¿Donde esta la barrera que la sociedad tolera entre derechos y seguridad?

Print Friendly, PDF & Email