BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El pasado 14 de agosto, la revista brit√°nica The Economist public√≥ un texto con ese titular: ‚??Bancarrota espa√Īola: Un mont√≥n de viviendas por vender‚?Ě. El subt√≠tulo no era menos apocal√≠ptico: ‚??La antigua estrella de la eurozona declina en toda Europa‚?Ě.¬†

Lo realmente llamativo de esta crisis es que nunca una crisis hab√≠a tenido tantas sirenas de alarma. Llev√°bamos a√Īos advirtiendo de que este nivel de construcci√≥n de casi un millon de viviendas/a√Īo era insostenible. Muchos, y no precisamente astr√≥logos,¬†ya dijimos que la burbuja estallar√≠a en mil pedazos, que los precios se desplomar√≠an, que la econom√≠a se ver√≠a arrastrada.¬† Culpar a Zapatero de la situaci√≥n es rid√≠culo, mucho m√°s cuando sabemos perfectamente quien fue la persona que di√≥ gasolina a promotores y constructores: Aznar. The Economist, en todo caso contin√ļa:

‚?? Construcciones a medio terminar y casas vac√≠as se han convertido en monumentos del drama econ√≥mico que vive Espa√Īa. Un importante grupo inmobiliario, Martinsa Fadesa, se declar√≥ en quiebra el mes pasado. Miles de compradores temen ahora que es posible que nunca vean terminadas sus propiedades o, lo que es peor, que no se les reintegre su dinero‚?Ě.

‚??Las tradicionales vacaciones estivales espa√Īoles tambi√©n se han visto trastocadas. El mes de agosto, generalmente tranquilo, fue interrumpido esta semana cuando el presidente socialista, Jos√© Luis Rodr√≠guez Zapatero, convoc√≥ un gabinete de urgencia para discutir las maneras de afrontar el declive econ√≥mico. Todo esto se produjo cuando el √≠ndice del paro alcanz√≥ el 10,4%, la inflaci√≥n subi√≥ al 5,3% , cifra que no se registraba desde hac√≠a quince a√Īos, y el crecimiento del PIB se atasc√≥ justo por encima del cero. De todas formas, no hay muchas cosas que el gobierno pueda hacer pues incluso su margen fiscal de maniobra es limitado. Pedro Solbes, ministro de Econom√≠a, declar√≥ atribuladamente justo antes de las vacaciones que ‚?? no hay medidas m√°gicas‚??‚?Ě.

‚??El problema de Espa√Īa no es que est√© sufriendo m√°s que otros pa√≠ses europeos, sino que antes estaba haciendo las cosas mucho mejor que los dem√°s. Henchida por los cr√©ditos baratos y la burbuja inmobiliaria, se convirti√≥ en un pa√≠s adecuado para hacer dinero. Empresas como Vodafone, que depend√≠an de estos factores para su crecimiento, ya no est√°n obteniendo lo que esperaban. Los extranjeros tampoco est√°n comprando inmuebles en el Mediterr√°neo, pero tampoco lo hacen los espa√Īoles‚?Ě.