BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El periódico italiano La Stampa publica un artículo de Gian Antonio Orighi sobre nuestro país con ese titular tan elocuente. El texto, además, añade: ??Autorizaciones para 7 centrales, próximas al vencimiento. Tendrá que firmarlas el anti-nuclearista Zapatero?. Según el autor, “Zapatero es un acérrimo antinuclear. Desde siempre?..

??ENEL tendrá que afrontar ahora dificultades nuevas en España. El obstáculo ya no será el ex socio Entrecanales, sino el ??calendario atómico?. Las centrales nucleares españolas no sólo son viejas y siguen creando problemas, sino que podrían cerrarse por estar sometidas a las horcas caudinas de una autorización gubernamental que dura diez años. La primera autorización en caducar es la de Garoña, el 5 de julio próximo. Son espadas de Damocles conocidas desde hace tiempo y que la prensa española ?? que ayer atacaba a Zapatero ??porque la privatizada ENDESA vuelve a ser propiedad del Estado? italiano?? que posee el 30% de ENEL ?? ha subrayado a menudo. Hay que decir que Zapatero, que ha facilitado la llegada de ENEL como caballero blanco de ACCIONA, entonces en lucha con la alemana E.ON. y que no ha comentado la operación del viernes, es un acérrimo antinuclear. Desde siempre?.

??Para que sigan viviendo las anticuadas centrales atómicas sólo queda la esperanza de un ??marcha atrás?? de Zapatero (que permanecerá al frente del gobierno hasta 2012). ¿Y qué opina el centro-derecha, hoy en la oposición? Fue precisamente su líder, el ex presidente popular Aznar, quien cerró la central de Zorita, cuando tenía 38 años de vida, como la de Garoña?.

Es cierto que el debate nuclear se encuentra en situación de parada técnica en nuestro país, por fortuna. En todo caso, sobre los beneficios de la energía nuclear hay tantos tópicos como contra ella. Se dice por ejemplo que es la única energía que proporciona independencia geopolítica. No es cierto, habida cuenta de que el uranio hay que importarlo también del extranjero, como el petróleo e incluso la fabricación de una central exige la participación de todo un conglomerado de paises. Eso por no hablar del legado que dejaremos a nuestros hijos en forma de residuos. Así que esperemos que la esperanza del periodista en la marcha atrás de Zapatero se vea truncada.

Print Friendly, PDF & Email