BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El periódico alemán Der Tagesspiegel publica un texto de Ralph Schulze titulado: ??España le pone la correa a la justicia?. El texto se refiere a las dificultades que tendrán ahora los jueces para perseguir crímenes contra los derechos humanos por el mundo. Según el diario “El juez de instrucción Garzón había puesto en su punto de mira a los EE.UU.? El texto destaca que ha sido el parlamento español, bajo la presión de Zapatero, quien “ha puesto la correa al valiente juez”

??Cerrar la boca nunca fue lo suyo. Lo que al juez de instrucción Baltasar Garzón le parece injusto, lo persigue sin piedad ?? en caso necesario por medio mundo. Cazó a genocidas como el ex-dictador chileno Augusto Pinochet, al que ordenó arrestar provisionalmente en Londres. Actualmente, el famoso investigador de la Audiencia Nacional de Madrid está investigando supuestas violaciones de los derechos humanos en el campo estadounidense de prisioneros situado en Guantánamo, Cuba. Acusa al Gobierno del antiguo presidente George W. Bush de haber aplicado ahí ??torturas o vejaciones sistemáticas?.

??Garzón instruye por ello un caso contra la ex-ministra de Exteriores estadounidense Condoleezza Rice, contra el ex-ministro de Defensa Donald Rumsfeld y contra el antiguo jefe de la CIA George Tenet. Esto le ha causado a Garzón problemas con el Gobierno español, que considera que este afán por la persecución penal internacional, que de manera regular provoca fuertes protestas diplomáticas, va demasiado lejos. Especialmente desde que compañeros de Garzón en la Audiencia Nacional abrieran incluso un sumario contra Israel ?? por sospechas de ??crímenes contra la Humanidad?? en la franja de Gaza?.

??Ahora el Parlamento español, apremiado por el presidente del Gobierno socialdemócrata José Luis Rodríguez Zapatero, le ha puesto la correa al valiente juez de instrucción Garzón y a sus compañeros de lucha jurídicos. Es decir, aquellos jueces que hasta hora eran considerados en todo el mundo como precursores de la ??Jurisprudencia Universal??. Tras un cambio de ley aprobado con mayoría absoluta, en un futuro ya sólo podrán meter las narices en asuntos que tengan una ??conexión con España?; por ejemplo por haber ??víctimas de nacionalidad española?? o por el hecho de que los autores se encuentren en territorio español. Pero Garzón tampoco está dispuesto a permitir que este obstáculo le frene. Según ha declarado, la nueva ley que le pondría esposas a los jueces posiblemente sea inconstitucional. No en vano, el Tribunal Constitucional español habría sentenciado que los jueces podrían perseguir a genocidas en todo el mundo. Garzón ya ha sido galardonado en muchos países como adalid de los Derechos Humanos.

Print Friendly, PDF & Email