BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El International Herald Tribune publica un sorprendente artículo firmado por Victoria Burnett en el que se acusa a Zapatero de perder peso internacional. Digo sorprendente porque para apoyar el análisis habla José María de Areilza, exasesor de Aznar, que insiste, claro, en que en este mundo moderno “hay que salir en la foto”. En esa frase me ha venido a la cabeza el número de veces que el PP ha utilizado esas palabras para justificar la guerra de Irak, una guerra que ya ha causado cientos de miles de muertos y todo por salir en la foto, por tener peso internacional.   Un peso del que, por cierto, Aznar está sabiendo sacar muy buen provecho postmortem. El artículo, en todo caso, termina señalando que Zapatero, si repite legislatura, se concentrará más en el mundo exterior:

??Una década de galopante crecimiento económico y de expansión empresarial en el extranjero, ha colocado a España en la liga de los mejores, pero el perfil político del país está retrocediendo bajo el liderazgo de un hombre profundamente preocupado por los asuntos internos que adolece de experiencia a nivel internacional. ??Es como si no tuviera interés??, dice José María de Areilza, anterior asesor en política exterior de José María Aznar, antecesor de Zapatero. ??Estamos en un mundo dirigido por los medios, y hay que salir en la foto???.

??Zapatero deja que otras cabezas estatales hagan las millas aéreas, recibiendo a muchas más visitas oficiales de las que él hace. Aunque, en términos generales, apreciado, según afirman los diplomáticos, ha molestado a unas cuantas capitales extranjeras ?? Tokio la más reciente ?? posponiendo de manera reiterada las visitas o anulándolas?.

??Las limitadas habilidades de Zapatero con los idiomas y una carrera centrada en la política interior explican su bajo perfil internacional. Pero también es cuestión de prioridades. Desde que accedió al poder en abril de 2004, Zapatero se ha visto consumido por asuntos domésticos: intentos de alcanzar la paz con el violento grupo separatista vasco ETA y una serie de reformas sociales y políticas. Algunos de los seguidores de Zapatero dicen que recogió velas en España en parte para corregir lo que él consideraba errores de Aznar?.
??El hecho de que el Gobierno venda su despliegue en el extranjero como misiones de paz más que como operaciones de combate, ha hecho poco para fortalecer el debilitado estómago de la opinión pública por las víctimas militares. Entretanto, iniciativas bien intencionadas pero imprecisas como la Alianza de Civilizaciones es improbable que den paso a resultados concretos a corto plazo, en tanto que la propuesta española del año pasado de un nuevo plan de paz para Oriente Medio ??anunciada como iniciativa conjunta con Francia e Italia ?? parece que no llegue a ver la luz?.

??Según algunos analistas y diplomáticos, Zapatero comenzará a desplegar sus alas diplomáticas en el periodo previo a las elecciones generales de Marzo, y se concentrará más en el mundo exterior en el caso de que resulte reelegido. Zapatero tendrá que meterse de lleno en algunos de los debates estratégicos que quitan el sueño a otros líderes europeos, como las ambiciones nucleares de Irán o cómo tratar con Rusia, dice Charles Grant, director del Center for European Reform. Pero Zapatero no es un gran jugador diplomático?.

Print Friendly, PDF & Email