BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El peri√≥dico belga L‚??Echo publica un art√≠culo titulado: ‚??Irlanda y Espa√Īa, dos visiones distintas de la crisis inmobiliaria‚?Ě.¬† En el texto se analiza la forma en que¬†ambas econom√≠as¬†se prepararon para afrontar una eventual crisis: Irlanda, dice el texto, “utiliz√≥ los a√Īos de euforia inmobiliaria para desarrollar sectores como el farmac√©utico e inform√°tico, mientras que Espa√Īa sigui√≥ invirtiendo en el inmobiliario y la construcci√≥n”.

‚??Espa√Īa e Irlanda son dos pa√≠ses que en otros tiempos fueron faros de la econom√≠a europea, pero la crisis inmobiliaria les pas√≥ factura. Las dos econom√≠as hacen ahora balance y los resultados son diferentes. Sin embargo, todo parec√≠a unir a Espa√Īa e Irlanda. Los precios de las viviendas se triplicaron y cuadruplicado, respectivamente, en diez a√Īos. El sector inmobiliario y las constructoras propiciaron, por s√≠ solas, el 60% de los cr√©ditos facilitados por los bancos. La construcci√≥n gener√≥ el 18% del crecimiento de las dos econom√≠as‚?Ě.

‚??No obstante, Espa√Īa podr√≠a tardar m√°s tiempo que Irlanda en terminar de pagar los platos rotos. Los analistas consideran que Espa√Īa podr√≠a necesitar 4 a√Īos para deshacerse de las 1.5 millones de viviendas nuevas que permanecen sin vender. Esta cifra supera con creces las 50.000 unidades registradas en Irlanda. Esta √ļltima utiliz√≥ los a√Īos de euforia inmobiliaria para desarrollar sectores como el farmac√©utico e inform√°tico, mientras que Espa√Īa sigui√≥ invirtiendo en el inmobiliario y la construcci√≥n. Entretanto, las exportaciones espa√Īolas se resienten por falta de competitividad, y su productividad se sit√ļa entre las m√°s bajas de la zona euro‚?Ě.

‚??Anta√Īo, los dos pa√≠ses podr√≠an haber recurrido a una devaluaci√≥n de sus monedas o a una baja de los tipos de inter√©s, pero ahora han dejado de manejar esas herramientas. Los bancos podr√≠an ser los primeros en sufrir las consecuencias del contexto actual. En este caso, toda apunta a que los bancos irlandeses podr√≠an recuperarse antes que los espa√Īoles‚?Ě.

Print Friendly, PDF & Email