El periódico francés Les Echos publica hoy un interesante artículo en el que se enumeran los cambios que están sufriendo los medios de comunicación mundiales. Para el prestigioso diario ??un medio de comunicación estaba alimentado por dos vías. La primera traía el dinero que paga el consumidor. La segunda el anunciante, que compra publicidad para alabar sus productos o su imagen”:

La verdad es que existe una tercera vía, la del perceptor. El dinero público financia, un poco, la prensa a través de las ayudas. Este sistema económico secular está siendo barrido. Por un lado el consumidor paga cada vez menos la información. La información de base se convierte en materia prima a un precio ínfimo. Lógicamente, lo que los economistas llaman ??consentimiento para pagar?? del consumidor cae en picado. Pero el choque no se limita a esto. El planeta ??media?? está sometido a otros dos importantes cambios. El primero es el paso de la escasez a la abundancia. El número de canales ha explotado y lógicamente también la carrera a la búsqueda del consumidor y del anunciante. Y encima nuevas herramientas aparecen.

Los cambios son hoy incesantes: ordenador, blackberry, ipod, teléfono móvil que recibe la televisión, e-paper, etc. El segundo es la disminución del precio de entrada en el mercado. La creación de un sitio Internet cuesta algunos miles de euros, el de un periódico o una cadena de televisión, mil veces más. Y encima la difusión [de un sitio] es de amplitud mundial mientras que los medios de comunicación tradicionales deben invertir mucho dinero para ampliar su cobertura geográfica. La realidad es que el ??modelo de negocio?? de la producción de información debe ser reinventado. Siempre necesitaremos personas que busquen, verifiquen, jerarquicen y sitúen la información, periodistas. ¿Pero de donde vendrá el dinero? Hoy por hoy nadie lo sabe. En EEUU algunos expertos hablan incluso de una financiación gracias a mecenas. Muchos medios de comunicación ponen patas arriba su organización, pasan de un organigrama piramidal a una estructura en reloj de arena con trabajadores y expertos. En los próximos 10 años la economía de los medios de comunicación va a cambiar más que durante el siglo que acaba de terminar?.

Print Friendly, PDF & Email