BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El periódico chileno El Mercurio publicó esta semana un editorial titulado ??Sangrientos estertores de la ETA?. donde se analizaba la evolución de la banda terrorista ETA. No ha sido el únido diario latinoamericano. El Tiempo de Colombia también publica un editoril titulado : ??50 años matando?, donde señalaba: ??Medio siglo después de su sangriento debut, ETA no está, como dice el comunicado, en ??la última cuesta?? hacia el triunfo, sino todo lo contrario: cada vez más aislada, más repudiada y más cercada por las autoridades, que en los meses recientes han atrapado a varios miembros de su cúpula. Su ceguera es patética”.

El Mercurio lo explicaba así:

??La banda terrorista ETA conmemoró sus 50 años en la forma que le es propia: con atentados y muertes. A lo largo de sus 50 años, la ETA ha cobrado la vida de 823 personas. Un balance aterrador, que vuelve aún más incomprensibles las motivaciones actuales de este grupo terrorista, cuyo discurso anacrónico ya no encuentra eco en ningún rincón de España. Hace ya mucho tiempo que carece de una base de apoyo popular. Lejos de reflejar el verdadero sentir de la población vasca -que desea paz y prosperidad-, esa banda criminal se empeña en una lucha armada que en cinco décadas sólo ha logrado destrozar familias?.??ETA es hoy un fósil que con estos atentados intenta demostrar que sigue existiendo. En realidad, hoy enfrenta el repudio de todo el espectro político y social español -y francés-. Parece cuestión de tiempo el que acabe desmantelada, como el Ejército Republicano Irlandés (IRA) o las Brigadas Rojas italianas. A 50 años de su fundación, todos desean que el destino de ETA sea terminar sólo como una sangrienta nota a pie de página en la historia española.”

No han sido los únicos artículos en la prensa extranjera estos días, ni tampoco en la prensa latinoamericana. Y es interesante porque la banda terrorista ETA contaba hasta hace no mucho tiempo con un cierto desinterés en la prensa extranjera. Eso se ha traducido generalmente en artículos ambiguos y despreocupados.  Y está dejando de pasar.

Print Friendly, PDF & Email