“El exjuez español Baltasar Garzón ha pedido a la Organización de las Naciones Unidas que presione sobre Madrid para que se ponga en marcha una investigación sobre las desapariciones de 150.000 civiles, atribuidas al régimen franquista. Baltasar Garzón ya inició un procedimiento sobre esta cuestión, pero el Ministerio Público español la consideró no procedente por ir en contra de la ley de amnistía de 1977″.

 


(Foto: flickr/ Casa de América)

 

“Durante una conferencia de prensa organizada en Ginebra, -sigue el diario galo- el exjuez se ha mostrado optimista sobre las posibilidades de convencer a la Comisión de la ONU encargada de estudiar su solicitud: Setenta y cinco años después, es hora de que nosotros, los españoles, aceptemos los hechos terribles que tuvieron lugar entonces,  declaró el ex magistrado, protagonista de la escena internacional hace una decena de años, cuando ordenó el arresto del antiguo dictador chileno Augusto Pinochet, aprovechando su visita a Gran Bretaña”.

“El expediente está ahora en manos del grupo de trabajo de las Naciones Unidas sobre desapariciones forzadas o involuntarias, creado en 2010 en el marco de un convenio ratificado por España. En septiembre, dos representantes del Grupo de Trabajo visitaron en España y recordaron al Gobierno que ninguna ley de amnistía podía impedir la realización de investigaciones sobre los crímenes de lesa humanidad”.