E. Robinson

Premio Pulitzer 2009, Catedrático Neiman de Periodismo en Harvard y Editor de la sección Exterior del Washington Post.

 

Sobre Robinson

Sus columnas, ahora en radiocable.com

Otros columnistas del WP

 

   

Eugene Robinson – Washington. ¿Podría ser que los ideólogos conservadores que retratan Hollywood como una fosa séptica de bancarrota moral hayan estado en lo cierto todo el tiempo? En realidad no. Pero en el caso de Roman Polanski, las broncas puritanas definitivamente tienen algo de razón.Hasta el gobierno francés se ha retractado de su defensa del director fugitivo. Polanski, que tiene la doble nacionalidad franco-polaca, huyó de los Estados Unidos en 1978 antes de poder ser declarado culpable de los cargos de mantener relaciones sexuales con una menor de 13 años en Los Ángeles. Pasó las tres últimas a las sobre todo en Francia, y los funcionarios de París reaccionaron con enfado cuando fue detenido en el aeropuerto de Zúrich. En declaraciones más recientes, sin embargo, los dirigentes franceses han adoptado una posición mucho más comedida, diciendo que la justicia debe seguir su curso.

Sin embargo, algunas de las lumbreras más destacadas de Hollywood afirman que el delito de Polanski – que reconoció en una declaración de culpabilidad – en realidad no es tan terrible. O que tal vez fuera un escándalo en aquel momento, pero ahora debemos olvidar el pasado. O que tal vez sigue siendo un gran escándalo, pero que todos los pecados que pudiera haber cometido Polanski son compensados por la brillantez de su obra.

Más de un centenar de pesos pesados del mundo del cine – incluyendo a los directores Martin Scorsese, David Lynch, Mike Nichols y Pedro Almodóvar – han firmado una petición pidiendo a las autoridades suizas que liberen a Polanski. Añadiendo sal a la herida, Woody Allen es uno de los firmantes. Recordará que Allen sorprendió la sensibilidad de los que no son de Hollywood reconociendo su romance con Soon-Yi Previn, la hija de la compañera de toda la vida de Allen, Mia Farrow. A la vez, Allen tenía 56 años y Previn 21.

La actriz, comediante y co-presentadora de ??The View? Whoopi Goldberg ha sido objeto de críticas bien justificadas por hacer una asombrosa declaración acerca del delito de Polanski: “Yo sé que no fue violación sin más. Creo que hubo algo más, pero no me creo que fuera una violación sin ningún atenuante”.

¿De veras? La página web thesmokinggun.com ha publicado el testimonio de la víctima ante el gran jurado y la admisión de culpabilidad de Polanski. Aunque el acuerdo de culpabilidad redujo los cargos a relaciones sexuales ilícitas con un menor de edad, los documentos dejan claro que la presunta víctima sufrió una violación del tipo más vil.

Publicidad

Ella describió haber sido atraída por Polanski a la casa del actor Jack Nicholson, haber bebido champán y tomado media pastilla del hipnótico Quaalude, sentirse asustada y embriagada, ser metida en una bañera caliente, decir a Polanski que parara, ser abordada en un diván, decir a Polanski que parara otra vez, ser violada de maneras que no puedo describir en la prensa generalista, y finalmente llorar mientras esperaba que su agresor la llevara a casa.

¿Estaba Polanski acosado por los remordimientos? No cuando el novelista británico Martin Amis le entrevistó en 1979. “Si yo hubiera matado a alguien, no habría tenido tanto atractivo para la prensa, ¿ves?” dijo Polanski a Amis. “Pero… (tener relaciones sexuales), ya ve, y las jovencitas. Los jueces quieren (tener relaciones sexuales con) las jovencitas. El jurado quiere (mantener relaciones) con jovencitas. Todo el mundo quiere (mantener relaciones) con jovencitas.

Yo no he tenido más remedio que edulcorar el lenguaje de Polanski. En lugar de “mantener relaciones” utilizó un vulgarismo sajón que no puedo ni pensar en escribir en un periódico generalista.

El magnate del celuloide Harvey Weinstein, que viene difundiendo la petición en defensa de Polanski, escribió en un editorial en The Independent, un periódico de Londres, que “cualquiera que pueda ser su opinión del presunto delito, Polanski ya ha cumplido la pena. El acuerdo se hizo con el juez, y el acuerdo no se está cumpliendo. … Es el gobierno de los Estados Unidos el que dio su palabra y se retracta de un acuerdo, y es el gobierno el que actúa de forma irresponsable y criminal”.

¿Así que el gobierno tiene la culpa? ¿Por capturar a un delincuente sexual no arrepentido que huyó antes de ser condenado por sus reprensibles actos?

El Los Angeles Times citaba a Weinstein diciendo durante una entrevista que no cree que la opinión pública esté en contra de Polanski ?? ni que Hollywood esté meando fuera de tiesto. “Hollywood tiene la mejor brújula moral, porque tiene compasión”, dijo Weinstein, según el periódico. “Fuimos la gente que hizo el teletón para recaudar fondos para las víctimas del 11S. Estuvimos allí para las víctimas del Katrina y de cualquier catástrofe mundial”.

Hollywood estuvo allí, de acuerdo, siempre que la tragedia sucedió lejos, con víctimas anónimas y siempre que el concierto “compasivo” o el teletón tuvo una producción aceptable capaz de dar la mejor imagen de las estrellas. ¡Qué heroico que alterasen sus ocupadas agendas!

El asaltó a una joven, al parecer, deja terriblemente frío el gran corazón de Hollywood.

Eugene Robinson
Premio Pulitzer 2009 al comentario político.
© 2009, Washington Post Writers Group
Derechos de Internet para España reservados por radiocable.com

Sección en convenio con el Washington Post