BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Se está inaugurando un nuevo estilo de márketing político del que ya teníamos algunos fogonazos: el del pirómano bombero. Se lanza una denuncia pública incluso a sabiendas de que uno también incurre en la práctica. Pero el que golpea primero golpea dos veces.

Esto es relativamente nuevo en este país aunque el PP se está volviendo especialista en la materia. La última entrega nos viene con la batalla de los aviones y veremos a ver si es eficaz, aunque de momento ya le ha dado la iniciativa política al PP durante una semana.

Sobre el tema: nadie en su sano juicio permitiría que un Presidente del gobierno viaje sin sistema de comunicaciones, sin servicio de seguridad -y menos en un país amenazado por ETA-, sin el equipo médico, sin asesores etc.

No es cuestión de eficacia, ni de representatividad, que también, sino de rentabilidad. El propio Presidente Aznar cuando volaba en avión comercial normal tenía que desplazarse en helicóptero al aeropuerto. Nadie lo discutió nunca; nadie en su sano juicio.

Pero ya que nos ponemos, pues pongámonos. El PP se ha cubierto de gloria porque a raiz de su denuncia, nos hemos enterado de todo lo demás…:

Rajoy utilizó un avión militar para la campaña electoral de 2003. La información lleva incluso el telefax.

Mayor Oreja: Ha reconocido que él asiste los domingos a misa en el coche oficial que “por razones de seguridad” tiene asignado: “No se puede tener la seguridad de lunes a sábado, porque si se es objeto del seguimiento de un terrorista éste aprovechará el domingo para matar a esa persona?.[…] “No es lo mismo ir a misa, o ir a un teatro con la protección que es tu obligación, porque lo que hubiese sido una insensatez es que no se fuese con seguridad, y otra cosa es utilizar un avión público. Son dimensiones absolutamente distintas”, (Espejo Público, Antena 3, 29-05-09)

Federico Trillo, subió 11 veces a un avión oficial en mayo de 2003. El 3 de mayo se desplazó a Alicante y al día siguiente a Jaén. Dos días después, viajó en el Falcon a Talavera, para asistir a un acto en calidad de ministro y al día siguiente volvió a emplearlo para ir a un mitin en Mérida.

José María Aznar se fue de vacaciones a Mallorca en avión militar. Volvió a la Península para asistir a la boda de su hija utilizando el mismo medio de transporte.

Elplural cuenta hoy que “altos cargos de la Generalitat utilizan los coches oficiales para recoger paellas o ir a misa”

Pero datos al márgen, no parece mal que esto nos sirva para abrir una reflexión profunda para fiscalizar el uso que se hace de los medios públicos en nuestro país. Yo no estaría en contra, ahora bien, parecería un poco contradictorio que fuera el PP quien lo presidiera.

Print Friendly, PDF & Email