Manos de presos tras los barrotes

 En el 2007, el número de españoles presos fuera de nuestras fronteras se ha incrementado en un 13%. Según revela El País, habitualmente el número giraba en torno a los 1.550,  pero este año la cifra se ha incrementado en 206. Y más de tres cuartas partes de ellos, un 77%, han sido encarcelados por tráfico de drogas. Para casi todos se trata de un doble condena y sus familias se endeudan para tratar de traerlos de vuelta.

En Latinoamérica es donde más se ha notado la subida. Ecuador ha pasado de albergar 46 reclusos españoles en 2004 a 91 en la actualidad, mientras que el aumento en Argentina ha sido de 33 a 89 y en Perú, de 113 a 150. El Ministerio de Asuntos Exteriores achaca este incremento a que cada vez se viaja más…  

La Fundación Ramón Rubial tiene un programa “Españoles en el mundo” que atiende a cerca de 500 detenidos. Han hecho un informe con el perfil de estos presos. Son gente de nivel cultural bajo-medio con escasos recursos económicos”. Personas entre 20 y 40 años que no tienen antecedentes penales y suelen ser utilizados por las mafias que les ofrecen cantidades de dinero por realizar un viaje de placer, con un trasfondo de peligro.

La asociación también informa que cada año cien de estos presos logran regresar a España para cumplir las penas aquí. Pero el proceso no es fácil y lo primero que se necesita es que haya una sentencia firme. Por eso muchos se declaran culpables, para agilizar los trámites. También se denuncia que hay sobornos y engaños a las familias por parte de intermediarios y falsos abogados.

Los españoles presos en el extranjero a veces tienen que enfrentarse a situaciones muy complicadas, como por ejemplo la que se vivía en la Carcel Modelo de Bogota, donde se dice que las mafias de presos controlaban las cosas.

Print Friendly, PDF & Email