La UNESCO acaba de emitir un mapa interactivo que muestra que 2.500 de las 6.000 lenguas que hay en el planeta están en peligro. La iniciativa forma parte de un proyecto de la organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. De hecho, la UNESCO ha pedido a bloggers e internautas que colaboren en el proyecto, para dar a conocer el problema.

El Altas de idiomas en peligro

En las últimas tres generaciones 219 idiomas diferentes han desaparecido. La mayoría pertenecían a pueblos indígenas cuya propia supervivencia está amenazada, pero también hay casos en países desarrollados, según recogen en Global Voices. En el Reino Unido, por ejemplo, el manés de la Isla de Man, se extinguió en 1974 y en Alaska, el eyak, desapareció el año pasado con la muerte de la última persona que lo hablaba.

En el mundo hay ahora mismo 99 idiomas que tienen menos de una docena de hablantes nativos. En Indonesia, sólo perviven 4 hablantes del lengilu y en Ucrania, apenas 6 del karaim. Pero la amenaza de desaparición llega a muchísimas más lenguas. Según el Atlas, 538 están críticamente en peligro, 502 severamente amenazadas, 632 en peligro y 607 inseguras o vulnerables.

En España -donde existe tanto debate sobre el fomento de algunas lenguas co-oficiales- han incluído cuatro idiomas en el mapa de amenazados, aunque uno de ellos es el gascón frances. Los otros tres son el asturiano-leonés, el aragones… y el euskera. Aunque está última lerngua está con la mejor clasificación posible, al considerarse solo “vulnerable”. Las dos primeras están consideradas “en peligro”. El catalán y el gallego no entran en la lista de la UNESCO. En comparación Francia tiene hasta 15 idiomas considerados “seriamente en peligro”, Italia, cinco y otros 12 “en peligro”.

Hay ademas países que tienen un importante número de lenguas incluídas en este patrimonio de cutural inmaterial. En Brasil, hay 190, con 45 en estado crítico; China 144, la India 196 y Estados Unidos 192, con 52 extinguidas desde los años 50 y más de 70 en situación límite.

Print Friendly, PDF & Email