Uno de los aspectos más polémicos de la reforma de la Ley de Extranjería que ha presentado el Gobierno, es la amenaza de multar hasta con 10.000 euros a quien dé cobijo o acoja a un inmigrante ilegal. Esta medida ha sublevado a ONG´s y asociaciones religiosas que asisten a los sin papeles y también a artistas, juristas, medicos, profesores y ciudadanos que han creado la plataforma “Salvemos la hospitalidad”. Han recogido 6.000 firmas de personas que se “autoinculpan” de este delito, lo defienden como un deber ético y piden que se cambie esta ley.

Inmigrantes llegados en cayuco
(Foto: Flickr/Hoyonline)

Las firmas han sido presentadas en el Congreso de los Diputados. Entre los impulsores de esta plataforma están el catedrático de Derecho Julián Carlos Ríos, los sacerdotes José Luis Segovia, Daniel Izuzquiza, Javier Baeza, el juez Ramón Saez Valcárcel, el actor Guillermo Toledo o el fiscal Félix Pantoja.

“El Gobierno ha salido públicamente diciendo que no quiere criminalizar entidades ni particulares de buena fe. Que el artículo está pensado para esos extranjeros que invitan a sus familias y, una vez pasados los tres meses del visado de turista, acogen en su hogar a los nuevos ‘sin papeles’… Pues bien, esto es inconcebible. No sólo quieren romper con la hospitalidad sino también con la familiaridad. Pretenden que un hermano eche a otro hermano de casa o lo denuncie”, protesta Segovia.

Print Friendly, PDF & Email