Jaime Mayor Oreja, perteneciente a la facción más conservadora del Partido Popular, ahora que parece de vuelta a la competición nacional es momento de recordar alguna de sus perlas de calado (su pública y reiterada posición en la no condena del franquismo es una tontuna sin consecuencias en comparación). Por ejemplo, fue quién encabezó la “pinza” PSOE-PP de las elecciones autonómicas de 2001, con resultado infausto (especialmente para el PSOE). Y luego, para continuar con la gestión de la excelencia, después de llegar tarde al pleno de aprobación de presupuestos, le ayudo Ibarretxe a financiar su plan (lo recuerdo bien porque al día siguiente Carlos Iturgaiz vino a celebrarlo a Formigal donde terminamos compartiendo el Jacuzzi del hotel un grupo surrealista).

Tal como decía hace unos días Soraya no va a ser tan mala.

Print Friendly, PDF & Email