Existe una técnica de construcción de puentes que en lugar de ir colocando los segmentos de la infraestructura uno detrás de otro, los añade por detrás a la vez que empuja todo el conjunto sobre los soportes. Lo llaman “puentes empujados”. (Foto: Flickr/Acciona)

La constructora española Acciona la está utilizando para hacer el puente sobre el canal Beauharnois en Canadá para las obras de la autopista A-30. Es el segundo puente empujado más grande del mundo, con una longitud de 2.550 metros y se puede comprobar cómo se lleva a cabo en este vídeo.

Imagen de previsualización de YouTube

Según cuenta el blog Microsiervos, este tipo de método de construcción es recomendable para puentes de más de 600 metros de longitud ??con los más cortos no es económicamente viable?? y con una separación entre soportes de entre 30 y 60 metros, aunque se pueden usar también en puentes con intervalos de entre 20 y 90 metros.

Un puente empujado consiste en fabricar o montar el tablero detrás del estribo y después empujarlo deslizándolo sobre las pilas hasta alcanzar su posición definitiva al llegar al otro estribo. Este tablero, también puede componerse mediante dovelas prefabricadas u hormigonadas ??in situ?. El método del empuje ha permitido resolver satisfactoriamente la construcción de puentes sobre obstáculos importantes situados por debajo del tablero.

Print Friendly, PDF & Email