La constructora española se ha adjudicado el contrato para construir un tramo de 12km de metro ligero en la capital de Nueva Gales del Sur. Esta obra, que supone una “significativa renovación” de la red de transporte público de Sidney, reportará a Acciona 1.112 millones de euros. Pero además hace un mes, la empresa logró otro importante contrato por 3.700 millones.

Acciona se ha adjudicado el contrato del tren ligero dentro de un consorcio con Alstom y el fondo Capella Capital y bajo el nombre de Connecting Sidney. El proyecto comprende un tramo de 12 kilómetros de longitud entre el centro de negocios de Sidney con el sureste de la ciudad. El Gobierno de Nueva Gales del Sur ha valorado especialmente que la oferta ganadora permitía una mayor capacidad de pasajeros y un menor tiempo de obras necesarias.

El contrato contempla también que el consorcio opere y se encargue del mantenimiento de la otra línea de tren ligero Inner West Light Rail (L1), que conecta West Inner con Dulwich Hill y que se inauguró en marzo pasado. La segunda línea será la que construya Acciona. Está previsto que esté operativa entre 2019 y 2020 y será clave para el gran proyecto de Sidney de reducir su tráfico y renovar el transporte público.

Australia también ha confiado en la empresa española para otro importante proyecto de infraestructura: la construcción de un tramo de 6km de autopista en Melbourne. Un contrato que Acciona se adjudicó en conjunto con la australiana Lend Lease, su fondo de inversión Capellan y la francesa Bouygues y que está valorado en 3.700 millones de euros.