CIPIACI, una organización de pueblos indígenas sudamericanos, ha denunciado que madereros ilegales están cometiendo graves violaciones contra los derechos humanos de la población indígena en aislamiento en Perú incluyendo persecuciones, asesinatos e incendio de sus viviendas. La ONG Survival que está recogiendo estas denuncias apunta que estos hechos están sucediendo cerca de la zona donde hace unas semanas fue fotografiado un poblado nunca contactado.

Los madereros habrían invadido una reserva destinada a indígenas no contactados y construido una red de caminos ilegales para transportar la madera, según el comunicado de CIPIACI. Su intencion es forzarles a buscar refugio atravesando el límite fronterizo con Brasil, donde no hay problemas de tala. Y estos hechos están sucediendo con impunidad y sin que el Gobierno esté tomando cartas en el asunto, según los defensores de los indígenas.

Survival considera que estas denuncias son un toque de atención a las autoridades para que protejan a las poblaciones de indígenas aislados que deciden voluntariamente no tener contacto con Occidente: ??Si el Gobierno peruano necesitaba una señal de alarma, aquí la tiene: asesinatos, destrucción de hogares, invasión de la tierra indígena. El Gobierno necesita cumplir con sus obligaciones, aceptar la responsabilidad por los ciudadanos más vulnerables, y hacer todo lo necesario para asegurar que los indígenas pueden vivir en su propia tierra en paz?.