La dos empresas españolas que pertenecen al Ministerio de Fomento llevarán a cabo el diseño de los procedimientos de vuelo y posterior validación de los aeropuertos de Mascate y Salalah en el país árabe. Su victoria en el concurso convocado por el Ministerio de Comercio e Industria del Sultanato de Omán refuerza el negocio internacional de Aena.(Foto: Flickr/Ministerio Fomento)

El contrato con Omán incluye las labores de entrenamiento del equipo directivo de la Autoridad Pública de Aviación Civil. El proyecto, que tiene un periodo de ejecución de 30 meses, hasta noviembre de 2015, es liderado por Ineco, encargándose Aena de llevar a cabo los trabajos de validación que están previstos para finales de este año o principios de 2014, con un total de 125 horas de vuelo.

Las calibraciones de las instalaciones aeroportuarias constituyen un procedimiento básico para comprobar el adecuado funcionamiento de los sistemas de radioayuda, de acuerdo con los protocolos que exige la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI). Aena Internacional es, desde el año 2008, el primer operador civil de España en esta actividad de verificación en vuelo de ayudas a la navegación aérea.

El año pasado, el ente público español desarrolló sus primeras incursiones en el mercado exterior con la realización de las calibraciones en los aeropuertos de Fez y Errachidia, en Marruecos. También se ha presentado al concurso para explotar el aeropuerto de Rio de Janeiro. El negocio internacional de Aena es uno de los principales ejes del plan de transformación de la empresa estatal hacia la privatización.

El aeropuerto de Muscat
(Foto: Flickr/Ugglyboy)