BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Tal y como señalé el viernes en Hora 25, en mi opinión las familias del Alakrana se están equivocando. No se trata de que cuestionen o no al gobierno, -que tiempo habrá y tienen todo el derecho a hacerlo- sino del peligro que corren de ser convertidos en instrumento de negociación para los piratas.

Ridao lo explica hoy muy bien en EL PAIS:

“debería producir sonrojo el hecho de que los secuestradores cuenten con la trifulca en España como uno de sus principales instrumentos de negociación. Hasta el punto de que, desde hace algunos días, permiten que los secuestrados se comuniquen con la prensa, no con sus familias, y deciden su estrategia en función de las reacciones que observan y de las que están puntualmente informados. […]

 En este momento, hay una veintena de barcos secuestrados en el Índico y 190 rehenes de las más diversas nacionalidades. La única liberación que se está negociando en medio de una jaula de grillos, seguramente para asombro y regocijo de los piratas, es la del atunero español Alakrana…” [Sigue Jose Mª Ridao en ElPais]

Por una parte, el gobierno tiene las manos atadas y no puede responder a las acusaciones del PP. Cualquier detalle de la operación podría comprometer la seguridad de los secuestrados.

Por tanto, sería de agradecer algo de confianza, habida cuenta de que el gobierno está actuando de forma solidaria, ya que a quien habría que exigirle cuentas es al Armador que puso en riesgo a los pescadores. En otros paises y con otros gobiernos, son empresas privadas quienes terminan por coordinar este tipo de operaciones -solo los asesores ya cuestan unos 2.000 dólares por día-. Es de agradecer que un gobierno con toda su experiencia y su potencial militar se haga cargo de la misma.

Pero incluso me atrevería a decir que es completamente legítimo que las familias duden de la capacidad del gobierno. Si es así, en lugar de dejarse jalear por el PP y por un sector periodístico al que poco o nada interesa la suerte de los pescadores, sería muy recomendable que actuasen de forma coordinada y siempre bajo la tutela de expertos. Hay conocidas empresas privadas -como Control Risk- que se han especializado en estas negociaciones por todo el mundo.  Si ellas creen necesaria la presión social, entonces que sigan su consejo. Pero es muy dudoso que nadie recomiende una estrategia así, salvo que sus intereses no sean otros que los de desgastar al gobierno.

Print Friendly, PDF & Email