Casi todos los medios del planeta suspiraban por poder hacer la primera entrevista al nuevo presidente de EEUU una vez instalado en la Casa Blanca. Pero fue una televisión árabe, Al Arabiya, quien se llevó el gato al agua. Obama quiso con este gesto mandar un mensaje conciliador al mundo musulman. La revista Time relata como el corresponsal de la emisora, Hisham Melhem, logró este éxito profesional. Y Al Arabiya también ha publicado su propia versión de los hechos. Y la primera sorpresa es que él había pedido y pensaba que iba a entrevistar a George Mitchell, el enviado especial de EEUU para Oriente Medio.

 

Imagen de previsualización de YouTube

A Melhem y a sus jefes en Dubai -donde tiene su sede Al Arabiya- les dijeron el domingo que tendrían una gran entrevista en exclusiva en la Casa Blanca el lunes. Desde el viernes anterior, cuando sus fuentes le informaron de que George Mitchell iba a viajar de forma inmediata a Oriente Medio, el corresponsal realizaba gestiones y presionaba para lograr un encuentro con él. Asi que Hisham Melhem se preparó para ello.

Pero poco antes de las 9h de la mañana del lunes recibió una llamada de la Casa Blanca. “No sé si voy a alegrarte el día o arruinártelo, pero te gustaría tener una entrevista con el presidente esta tarde sobre las 17h00″, le dijo su interlocutor. Melhem recuerda que solo pudo bromear: “Sí creo que podré hacerle un hueco al presidente”.

Al parece hubo un debate interno en la Casa Blanca sobre si era el momento idóneo para que Obama diera una entrevista a un medio árabe. Pero una vez que se decidió, los asesores recomendaron que fuera con Al-Arabiya. En Estados Unidos se considerada a esta cadena como la voz de la moderacion en Oriente Medio, frente Al Jazeera.

Melhem llegó al Ala Oeste a las 15h00 y aún tuvo que esperar tres horas más para encontrarse con el presidente. Pero asegura que Obama fue muy cordial y estuvieron hablando de sus mutuos intereses antes de la entrevista, como de los músicos de blues del Chicago de los 40 y 50. El periodista cree además que Obama es sincero y auténtico, y se mostró conmovido por su tono conciliador hacia el mundo árabe y sus referencias a sus propias raíces musulmanas. (Fuente: Apuntes con masaje)