El diario marroqui sostiene en un artículo que firma Ahmed Bensalah Salhi que España, pese a haberse convertido en el primer abastecedor del reino alauí, no va a desbancar a Francia como principal socio de Marruecos y explica los motivos.

Periodicos marroquíes
(Foto: Flickr/Erik van der Zwet Slotenmaker)

Al Massae dice: “La avidez de Francia y de España por Marruecos se inscribe en el marco de una reñida carrera para reforzar su presencia en este país, una carrera ganada de antemano por Francia. Los cambios propiciados en el norte de África a raíz de la primavera árabe han obligado a España a llevar a cabo una reordenación de las prioridades en su agenda exterior, colocando a Marruecos entre ellas, con la intención de conseguir más mercados, clientes e inversiones. Pero en la práctica, España continúa con su tradicional relación con Marruecos. La reciente propaganda de que España se ha convertido en el primer socio para Marruecos, desplazando a Francia, carece de lógica y de realidad.”

Añade: “Es verdad que España es el primer abastecedor de Marruecos, convirtiéndose en el primer exportador hacia el reino. En cambio Francia, a pesar del ligero retroceso de sus exportaciones hacia Marruecos, sigue ocupando el trono del socio número uno de Marruecos con 8 mil millones de euros de inversiones durante el 2012. Son numerosas las razones por la que España no puede hacerse económicamente con Marruecos. Al contrario que Francia, que aplica una política de estado hacia Marruecos y que defiende ante las instituciones europeas, España sigue presa de una política que varía en función del partido político, de la ocupación de Ceuta y Melilla e islas mediterráneas y de sus maniobras
en el asunto del Sáhara.”

Y el texto apunta: “Lejos de los discursos protocolarios y amistosos, España mira a Marruecos como un competidor, al contrario que Francia que lo considera un socio y un aliado. Esta mirada de España hacia Marruecos le ha hecho perder muchas oportunidades a favor de Francia, llevándose este último país colosales proyectos en las tradicionales regiones de influencia española. Por todas estas razones, Marruecos ha sido y sigue siendo hasta el momento, un mercado francés por excelencia en el norte de África.”

[Leer el articulo completo en Al Massae]