“Los organizadores de la Semana del Orgullo gay de Madrid, uno de los eventos más importantes de su tipo en Europa, han declarado que la ciudad estaba tratando de estrangular el evento después de que el ayuntamiento de la capital haya decidido multarles con casi 160.000 euros ( £134.000 ) por sobrepasar el nivel de ruido permitido durante las celebraciones del pasado año”.

 


(Foto: flickr/Antonio Tajuelo)

 

“Este es el cuarto año consecutivo -informa Ashifa Kassam- que el festival ha sido multado por violaciones del nivel de ruido. Los años pasados, eso sí, las multas fueron menores, oscilaron entre 35.000 euros y 50.000 euros, y la mayor parte de ellas fueron recurridas y finalmente retiradas. La edición de este año del Madrid Orgullo, celebrado en julio, tiene por contra pendientes 15 multas por un valor total de €159.809 . También los organizadores las han recurrido, pero antes de un año no se sabrá el resultado de esa apelación”.

Nunca hemos visto ayuntamiento tan corto de vista, con tan poca voluntad política para con nosotros, ha declarado Boti Rodrigo, líder de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales. La celebración del orgullo gay, que comenzó en 1979, atrae a unos 1,5 millones de personas cada año y ofrece a la ciudad la oportunidad de demostrar que Madrid es una ciudad multicultural y tolerante. Tienen que dejar de intentar poner obstáculos en el camino de este evento“, añadió.

Leer artículo completo en The Guardian

Print Friendly, PDF & Email