Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “El análisis electoral acostumbra a sofisticarse, porque hay muchos datos de valor. Pero no nos engañemos. El que importa de verdad es uno, quién ha ganado; y ha ganado el PSOE, que volverá a gobernar durante cuatro años. Y ha perdido el PP, que volverá a ser oposición durante cuatro años. La lectura más pormenorizada dice otras cosas importantes, pero mucho menores. La verdad seca es que en el banco azul sólo estará el PSOE. Y en La Moncloa sólo estará Zapatero. El PP se refugiará en el consuelo de algunas cifras pero, ¿acaso era su objetivo mejorar cifras? No, su objetivo era ganar las elecciones. Y no lo ha logrado. Hoy todavía es derrota dulce, dentro de un par de días solo será derrota.

Imagen de previsualización de YouTube

Dicho lo fundamental, visitemos la galería de triunfadores y la de derrotados. En la primera está, presidiéndolo todo, José Luis Rodríguez Zapatero. Es el gran vencedor: suponemos que en esta legislatura sabrá protegerse mejor. Necesita más equipo, y eludir todas las confrontaciones que pueda. Otras medallas de oro: Carme Chacón, decisiva desde Cataluña y valor muy en alza. Patxi López, en representación de quienes han logrado un éxito emocionante e histórico en Euskadi. Manuel Chavez, mayoría absoluta otra vez, que ha de enfrentarse ahora a otra gran tarea: modernizar a su partido en Andalucía. Esperanza Aguirre y Francisco Camps, triunfadores incesantes para el PP en Valencia y Madrid. Y claves en el futuro de su partido. Y Rosa Díez, que ha conquistado un escaño recaudando votos a mano, uno a uno, brillará en el Parlamento. Finalmente, triunfador ??in absentia??, Josu Ion Imaz. En la galería de perdedores, el primero es Rajoy. A estas horas ya ha podido comprobar que quienes le han llevado de la mano hacia su segunda derrota serán los que le corten la cabeza. Segundo, Gaspar Llamazares, cuya nobleza al asumir los malos resultados le honra. Tercero, Íñigo Urkullu, al que le corresponde la humillación de ver derrotado a su PNV incluso en su Vizcaya. Fuera del escenario, derrotado también -al menos por ahora- Alberto Ruiz Gallardón, al que los votantes no echaron de menos. Una última observación: hemos oído al presidente decir que rectificará sus errores, a pesar de haber ganado. No hemos oído a nadie en el PP referirse a sus errores a rectificar, a pesar de haber perdido.”

Print Friendly, PDF & Email