Por Nacho Corredor Solà

[google 8051530182723121085]

El Gobierno vasco ya ha dicho que el comunicado emitido por ETA es una broma macabra y usted ha dicho que no le ha cogido por sorpresa.

Creo que esta decisión estaba tomada desde septiembre u octubre del año pasado, que de alguna manera se visualizó con el atentado de Barajas. Estos meses no ha actuado para dejar que ANV estuviera en las instituciones democráticas y al terminar la campaña y al hablar de pactos y de la posibilidad de pactar en Navarra, anuncia con ese comunicado que van a volver a las andadas. Nos tememos lo peor

Ha dicho que se ha sido demasiado permisivo con el mundo de HB. ¿Se refería a que ANV pudiera presentarse a las elecciones?

Más bien me refería al continuo forcejeo que ha habido con el mundo de HB. No se les debía haber tolerado esa chulería constante en los medios de comunicación, convocando cuatro ruedas de prensa y con todos los periodistas pendientes de las palabras de Otegi y de lo que diga Pernando Barrena, que dijo que jamás condenaría la violencia de ETA. Se van envalentonando, se creen sus propias mentiras y seguirán con esa misma argumentación.

Parece difícil que haya unidad política ante el tema.

Ha habido un pacto entre HB y el PSOE , sino, no se hubiera presentado en algunos Ayuntamientos sí y en otros no. No sabemos lo que ha ocurrido en esas conversaciones, no hemos estado en secreto en esas conversaciones, pero el resultado es que están presentes en algunos Ayuntamientos y que dicen que son los perseguidos, cuando toda la sociedad está amenazada. Todo acto de terrorismo es un acto de propaganda y viven de ello y lo que plantean es inasumible, en una democracia sólo la palabra sirve para persuadir a los demás, y hay que hacer un llamamiento al mundo de HB para que no se acobarde y que le diga a ETA que ya está bien.

¿Le consta que hay movimientos importantes dentro de HB hartos de la violencia?

Sí, pero mientras no se manifiesten públicamente, ¿de qué sirve? Sin embargo han obtenido un buen resultado electoral porque pensaban que era el camino y tienen una buena presencia en Ayuntamientos, cuando están validando la destrucción de personas y de pertenencias de partidos políticos y de extorsión y de chantaje. Un conflicto criminal de la política.

¿Se ha confirmado algún pacto en algún Ayuntamiento entre ANV y PNV?

Que yo sepa no, al contrario. Los de ANV nos están requiriendo que en los Ayuntamientos en los que ha habido votos en blanco y nos han superado, que sean ellos los que gobiernen. Nosotros no podemos asumirlo bajo ningún concepto.

Ustedes que están dentro de Nafarroa Bai, en Pamplona sí que cabría esa posibilidad.

Lo veo difícil después de este comunicado. No por falta de ganas de que haya un cambio democrático en el Ayuntamiento de Pamplona, sino porque el PSOE no va a tolerar que votos de ANV apoyen la candidatura de Uxue Barkos.

Por este programa han pasado diferentes periodistas y políticos. Algunos como José María Calleja han detectado durante estos últimos años un cambio de actitud del PNV ante ETA, ¿tiene esa percepción?

Hicimos una incursión en ese mundo con el Pacto de Izarra, que también fracasó. Lo único que logró fue año y medio sin atentados, pero volvieron a las andadas, porque o les das las razón o ellos atentan. Hemos vuelto al discurso anterior al Pacto y no ha sido fácil, porque había gente que tenía muchas esperanzas en un acuerdo político, pero no hay nada que hacer.

¿Qué tal por el Senado?
(Ríe) ¡Bueno! Acabo de llegar una comida con el Príncipe. Se hacen muchas cosas, ahora hay un pleno, hay mucho debate. Tiene la misma capacidad de control y legislativa que el Congreso y me lo paso muy bien.

Zapatero habló al inicio de la legislatura de la necesidad de reformarlo para que fuera realmente una cámara de representación territorial, pero a día de hoy, ¿cuál es su función?

Es una cámara de segunda lectura y de debate y de control político. Está planteada como una cámara territorial, pero no es así. Los grandes debates territoriales de reformas estatutarias se han hecho en el Congreso y es un absurdo. Los grandes partidos no se han puesto todavía de acuerdo sobre el modelo de Senado y qué quieren hacer. Independientemente se podría tener más visibilidad poniendo dos plenos en el Congreso y dos en el Senado y que el presidente del Gobierno fuera controlado en ambas cámaras.

En el Senado y el Congreso de vez en cuando oímos discusiones propias de una taberna, no sé que sentirá usted cuando ve ese panorama.

El Congreso y el Senado está formado por seres humanos que muchas veces representan los problemas que hay en la sociedad con el mismo léxico, pero no suele ser así.

Hoy algún periódico sacaba a la luz que el 28 de Octubre habría Elecciones generales. Josu Jon Imaz dejó la puerta abierta a que un pacto entre PP y PNV sería posible. ¿No hay demasiadas diferencias, hoy por hoy, entre vosotros?

Sí, pero lo que contestaba es que nosotros no nos cerramos a nada. En 1996 pactamos con Aznar, que con mayoría absoluta es otro personaje. Rajoy sin mayoría puede que sea un personaje distinto al que sería con mayoría absoluta, pero sin mucho margen de maniobra. Por ejemplo en un desarrollo estatutario y una apuesta seria de una distinta concepción del Estado, desde el punto de vista de la distribución territorial. El PP no está maduro para aceptar eso y está cortando demasiados puentes, pero no estamos cerrados a nada.

Después de que el Plan Ibarretxe fuera rechazado no supimos más de ello. ¿En estos momentos qué tiene previsto hacer el PNV en lo que se refiere a la elaboración un Estatuto?

Está en manos de el lehendakari, pero ha habido un pequeño descalabro. Pensaba plantearlo en septiembre en el Parlamento vasco, pero si ETA está atentando no sé qué margen de maniobra tenemos para hacer un planteamiento político. Esa es la distorsión de ETA en la sociedad.

¿Le queda mucho a ETA?

Le debería quedar nada, pero es tan fácil…simplemente hay que tomar la determinación de hacerlo. Llevamos 46 años y mientras haya cuatro locos, podrá seguir, pero indudablemente lo importante es que tengan cada vez menos eco en su mundo, en la ETA sociológica. Hay que quitarle el agua al pez para que el pez se ahogue.

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: