El diario acaba de cumplir su primer año en los kioskos. Público salió el 26 de septiembre de 2007 y su portada estaba dedicada a Thierry, el hombre que hundió la tregua de ETA. 365 días más tarde, la blogosfera repasa este primer aniversario. La valoración de su trayectoria es en general positiva, aunque se apuntan también algunas críticas constructivas.

 

 

Imagen de previsualización de YouTube
El primer cierre de Público

Ignacio Escolar, director del diario, ha pasado revista en su blog a esta temporada destacando que nacieron para reflejar la actualidad, sin dejarse arrastrar por el último teletipo y sus banderas siguen siendo las mismas. Ademas hace autocrítica “Ha pasado todo un año pero sólo ha pasado un año. Y hacer un diario cada día significa también equivocarse a diario; un periódico, por definición, es siempre imperfecto. En este primer año de Público hemos cometido muchos errores, muchos más de los que nos gustaría. Nuestras cifras de ventas demuestran que en algo fundamental no hemos errado: había público para un diario así”. [VIDEO]

Javier Ortiz, columnista del diario, daba en su blog Apuntes al natural, las tres razones por las que lo valora favorablemente: “La primera, obvia: porque es el diario que me proporciona el sustento. La segunda, social y corporativa: da trabajo a mucha gente, en una profesión que acumula parados a espuertas. Y la tercera y principal: acoge informaciones y opiniones críticas que ya no es posible encontrar en ningún otro diario (diario, insisto), salvo como anécdota. También -dice- incluye cosas que no me gustan nada, por supuesto. Pero jamás imaginé que pudiera ser de otra manera.”

Para Hugo Martínez Abarca de “III República” la salida del diario supuso el fin del monopolio de los diarios impresos para lectores de izquierdas. Un año despues considera que quizá “Público no es un diario de la izquierda alternativa, pero en él tiene cabida la izquierda alternativa. […] Y -añade- por primera vez en los últimos años un diario con sede en Madrid cuenta lo que sucede en América Latina sin defender como neutrales puntos de vista de extrema derecha,”. Critica sin embargo que se incline por “el bipartidismo” y el tono excesivo de algunas portadas.

Otto Reus, de Modus Tolens, considera que en el primer año de Público hay más aspectos positivos que negativos. Destaca que no hablan de toros, no publican anuncios sobre prostitución, que denuncian los privilegios de la Iglesia Católica o que dedican su portada a un videojuego. “Para unos, estas decisiones no son más que progresismo barato y ganas de llamar la atención; para otros, es un compromiso”. Pero sobre todo valora que “Frente a la fiebre de la última hora, Público no ha dejado de lado las declaraciones y reacciones de los políticos ante determinadas situaciones, pero se ha centrado, sobre todo, en los análisis”.

Fernando de Silva, en SinLaVenia, destaca los pro y los contras. Habla del “formato de su portada, dedicada siempre a un tema de actualidad, que se desarrolla de manera muy minuciosa en las primeras páginas de su interior, lo que resulta muy ilustrativo para profundizar en su contenido”, los articulos de opinión y las historietas gráficas. Su conclusión es que el medio “mejoraría” si consiguiese obtener una línea editorial “claramente independiente”, -dice.

En el blog Diario de hoy, remarca la dificultad de hacer un periódico como Público, teniendo al lado al periódico de referencia de la izquierda en España desde la transición. Pero avisa: “ahora que vienen tiempos difíciles para la prensa escrita, que no se salvará de las consecuencias de la crisis económica que estamos atravesando, es cuando tendrán que mostrar su voluntad de seguir presentes en el mercado de la información en España. Ojalá que lo consigan, porque un periódico así es necesario, aunque siempre mejorable.”

Oscar Cerezal comenta en su blog la mejora de Público en este año: “Mi experiencia como lector diario de este periódico ha tenido, no quiero ocultarlo, altibajos. […]  Ahora, la verdad, da gusto leer este periódico, al que yo acogí como segunda lectura diaria (tras El País) y ahora ha ganado enteros como mi primera opción”.