La exportavoz de la CUP, ahora en Suiza, dice en una entrevista haber recibido amenazas de muerte antes de abandonar España. Y manifiesta que seguirá allí porque teme “a las autoridades españolas, no a las suizas” -dice en el diario suizo Taiges Anzeiger.

Manifiesta la exdiputada del Parlament que el proceso independentista es una respuesta a la “ofensiva contra la autonomía catalana”. Defiende además que los independentistas “no tienen nada contra el pueblo español” pero justifica el proceso porque “en los últimos años el Constitucional ha revocado cuarenta artículos” o leyes que daban a Cataluña “alguna independencia”,

Añade además que no ve “progresos hacia la democracia en el corto plazo” por lo que cree que el proceso hacia la independencia “será largo, muy largo y penoso”.

Print Friendly, PDF & Email