BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Luis María Ansón pasó el sábado por la noche por un programa rosa de Telecinco. La desfachatez del personaje, como la de quienes le adularon, no tiene límites. Pero eso no es una novedad. Como no es una novedad su tendencia al agitprop, que después tanto denuncia la ultraderecha. Preguntado por su participación en la conspiración para destruir a Felipe González, Ansón, afirmó:

 

 

“No hubo conspiración ninguna. Lo que hubo fue una operación de acoso y derribo […] Se llegó a la conclusión de que no era bueno para la salud de los españoles que continuara Felipe González”

Todo muy demócrata, como el mismo personaje.

Print Friendly, PDF & Email
3 Replica a este post
  1. También en una entrevista de Nacho Corredor

    NC: No quisiera acabar la entrevista, Don Luís María, sin antes hacer un pequeño hincapié en una entrevista que hce mucho tiempo concedió a la revista TIEMPO, trajo mucha cola detrás. En ella comentó que en un momento dado se tuvo que subir el listón de la crítica con tal de echar a González, decía que no habíamos estado 40 años de franquismo para estar 30 años más con Felipe. En cualquier caso, quería remarcar que usted comentó que esa crítica llegó a tal extremo que se rozó la estabilidad del Estado. ¿Esa cultura de crispación que había entonces no se está volviendo a dar desde algunos sectores?
    LMA: Es una cosa distinta. Felipe González es un hombre de Estado, el político más importante que ha producido el siglo XX en España, jamás hizo un planteamiento que pudiera lesionar la Constitución que él había promovido y que había aprobado en 1978. Sí es cierto es que se estaba perpetuando en el poder y que había muchas gentes que consideramos que todo gobernante que está más de 8 años, empieza a ser preocupante. Hubo muchos políticos y algunos periodistas que entendimos que era necesario aumentar la crítica a la gestión de Felipe González con el fin de evitar que tuviéramos un Felipe González que estuviera tanto tiempo como Franco y yo creo que fue una política sana. Fue una operación de acoso y derribo como se suelen hacer casi siempre en el mundo político cuando llegan las elecciones.
    NC: De esa entrevista algunos sacaron en conclusión que hubo una conspiración, dijo que no, que lo que se hacía eran reuniones de varios periodistas para acabar con González, para hacerle daño, que al fin y al cabo, según el diccionario de la RAE, sí que estamos hablando de la definición de conspirar.
    LMA: Nunca hubo conspiración, no hubo reuniones con el propósito malintencionado de derribar. Sencillamente hubo un acuerdo entre profesionales del periodismo de crítica a una acción política que se estaba prolongando en exceso.