BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El periódico británico Financial Times publica un artículo de Gillian Tett elogiando a los bancos españoles: ??Es tiempo de que los bancos centrales aprendan las lecciones de España?, -dice.  El artículo -que ha tenido mucha repercusión en España- tiene una especial importancia porque hace unos días ese mismo diario era el que ubicaba publicamente a nuestra economía entre los conocidos como “pigs”, o cerdos. Hoy, son varios periódicos internacionales los que reconocen esa fortaleza de los bancos y en gran parte se está produciendo por las políticas en el exterior del Banco Santander. El Wall Street Journal es uno de ellos, que también da un paso atrás y titula “cuando los cerdos vuelan“.

En todo caso el Financial Times explica así nuestra fortaleza:

??No hay muchos bancos que hayan podido salir de los recientes avatares manteniendo intacta su reputación. El Santander podría ser la excepción a la regla. Hace una década este banco apenas era conocido fuera de la incestuosa comunidad empresarial de España o Iberoamérica. Ahora surge como uno de los supervivientes más inteligentes de la tormenta bancaria europea. La carrera del Santander parece doblemente notable debido a que España está en el periodo posterior a su fanático ??boom?? inmobiliario?.

??La postura conservadora de España ha servido para amortiguar el golpe de la tormenta. Y eso pone de relieve algunas lecciones interesantes. La historia española demuestra el beneficio de que los bancos centrales participen en la regulación. En los últimos años, otros bancos europeos también han empezado a mostrarse incómodos con las tendencias en el mundo de la banca mundial; tengan en cuenta las declaraciones hechas por Jean Claude Trichet, presidente del BCE, el año pasado. Sin embargo, Trichet nunca podría convertir esta vaga alarma en controles tangibles ya que el BCE no supervisaba los bancos?.

??No obstante, a medida que la tormenta empeora en el mundo bancario europeo, cada vez está más claro que tendrán que revisarse este tipo de asuntos. Y una forma de empezar cualquier debate podría ser con un estudio de por qué algunos bancos van a la ruina ??pero algunos, tales como el Santander, notablemente no?.