“El suplemento XL semanal , que acompaña al diario español ABC, pero también a muchos otros del interior del país – es decir, es ampliamente leído en España – publicó una nota horrorosa, baja, y escrita de manera obscena, titulada “Cristina y sus cachorros”, y no tuvo mejor idea que atribuírmela a mí, junto a la periodista Sylvina Walger…” -dice Laura Di Marco.

La contestación la escribe la periodista Laura Di Marco en La Nación argentina, y es la respuesta a un artículo del dominical del ABC, el XL Semanal, muy crítico con Cristina Fernández de Kirchner. En el texto cuestiona las formas del XLSemanal al que califica de “esperpento”

 

La periodista Laura Di Marco manfiesta en el diario Argentino que se utilizaron frases que según señala: “jamás utilizaría, porque no forman parte de mi estilo, ni de la forma en que concibo el periodismo”:

“Ignoro si hablaron con mi colega y de qué hablaron, -añade- pero algo es seguro: en la entrevista conmigo no se habló jamás del esperpento, que luego decidieron publicar, sin siquiera consultarme. Ni siquiera rozamos el tema de la intimidad de la Presidenta.

Con frases agraviantes, que jamás utilizaría porque no forman parte de mi estilo, ni de la forma en que concibo el periodismo, decidieron escribir, con mi firma al pie, como si hubiera escrito una columna, una pancarta con insultos, y un relato sobre la intimida de la Presidenta, que no sólo no suscribo, sino que me parece de una bajeza incalificable.

Si tengo críticas al Gobierno -que las tengo-, las fundamento con argumentos, hechos y datos concretos, producto de una investigación previa. Así trabaja el periodismo serio, y a esa ética aspira. Aspiramos. De lo contrario, estaríamos haciendo lo mismo que criticamos.

Demás está decir que este exabrupto de XL semanal, si a alguien ayuda es al propio Gobierno en su guerra contra la prensa. Los periodistas filo-oficialistas, la tomarán (de hecho, lo vienen haciendo con mucho entusiasmo militante y placer, como si tuvieran entre manos una nueva golosina) como prueba irrefutable – falsa prueba- de la degradación en la está sumergido todo periodismo. Una supuesta degradación, que sólo favorece al Gobierno.

Porque lo más triste de esta historia es que el tiro en el pie no partió de la actual administración, ni de algún otro poder, como podría esperarse, sino del propio periodismo. Aunque esta vez, la bala envenenada vino desde el otro lado del océano.

Más que una mala praxis, es una enorme pena.” -concluye.

Tras publicar la nota en el periódico argentino La Nación, el dominical del diario ABC retiró la firma de Laura Di Marco y dejó la de Sylvina Walger en la página web.

Print Friendly, PDF & Email