La firma Assignia Infraestructuras es la primera empresa española que entra a participar en en la construcción de la primera red de alta velocidad del norte de África, que unirá Tánger y Kenitra. La compañía se ha adjudicado la construcción de dos tramos consecutivos de esta línea ferroviaria en Marruecos por un importe de 87,5 millones de euros. (Foto: Flickr/Harian Fernandez)

Construirá, a lo largo de dos años, un total de 63,6 kilómetros de plataforma ferroviaria de alta velocidad y se encargará además de los estudios topográficos y técnicos, y de otras labores como el movimiento de tierras y los drenajes. Los contratos han sido adjudicado por la Office National Des Chemins de Fer du Maroc en licitación pública internacional.

Assignia ha logrado la adjudicación de los tramos 4 y 5. El primero tiene 33,5 kilómetros de longitud y un presupuesto de 46,5 millones de euros, y el segundo es de 30,15 kilómetros y 41 millones. Este último trazado incluye la ejecución de un viaducto sobre el Canal de Nador.

El total de la línea, de 200 kilómetros de longitud, cuenta con una inversión de 1.800 millones de euros y está previsto se ponga en servicio en diciembre de 2015. Marruecos se convertiría entonces en el primer país norteafricano en dotarse de una infraestructura ferroviaria de alta velocidad.