España cuenta en este 2015 con 18,4 millones de hectáreas de superfice forestal arbolada. Esto supone 4,6 millones de hectáreas más que en 1990, cuando contaba con 13,8 millones de hectáreas, y un incremento del 33%, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. Lo cual implica que en la actualidad el 35% de la superficie total de España esté ocupada por bosques.

(Foto: Flickr/Ruben Diaz Caviedes)

Según explica El Periódico, los motivos principales que explica esta situación son la repoblación organizada de bosques y el abandono de las tierras agrícolas que son “colonizadas” por la propia naturaleza.

En concreto se habrían replantado un millón de hectáreas siguiendo planes de reforestación de bosques ya existentes y además se habrían incorporado otras 700.000 hectáreas provenientes de antiguos campos agrícolas. Y el abandono de tierras de cultivo o de pastoreo que se regeneran como bosques habría incorporado 1,3 millones de hectáreas más a la superficie arbolada.

Ciudad Real, Cáceres y León son las provincias con  mayor aumento de superficie arbolada (más de 250.000 hectáreas cada una), mientras que Álava, Huelva y Sevilla son las de menor crecimiento. Y la encina es la especie que más se ha incrementado. Pese a estos datos, algunos grupos ecologistas advierten que mucha de esta superfice arbolada recuperada se compone de pinos y eucaliptos y no de especies viejas de alto valor biológico, por lo que hay una cierta pérdida de calidad.

 

Print Friendly, PDF & Email