Manolo Saco es uno de los muchos bloggers que ha celebrado la decisión del Juez Garzón de declararse competente para investigar los desparecidos del franquismo. En radiocable.com explica que no tiene claro hasta donde llegará el caso, pero cree que este tiempo servirá, como en el caso de Pinochet, para que haya un juicio de la Historia. En Internet las opiniones sobre el tema están divididas por cuestiones ideológicas y muchos prefieren no entrar por considerarla una cuestión muy controvertida, pero en general los blogs han recibido el auto de Garzón con más apoyos que críticas.

Manolo Saco

En su blog Fuego amigo, Manolo Saco ha celebrado que Garzón por fin parezca decidido a imputar un delito de genocidio al régimen franquista y cree que ha habido una “sobre-reacción” por parte del PP que ve como la transición que ellos tanto han alabado va a ser revisada por el Juez. Considera que jurídicamente es muy dificil que “la cosa llegue a buen puerto. Pero el tiempo que esto dure, por lo menos, eso ya nadie se lo va a quitar a este país”.

En al red también se pueden leer otras opiniones y reflexiones sobre la decisión del Juez Garzón.

Baltasar Garzon
(Foto: Flickr/Sagabardon)

Ignacio Escolar analiza su estrategia “Garzón no es idiota. No ha pedido el certificado de defunción de Francisco Franco y otros tantos gerifaltes de la tiranía porque ignore que están muertos. La estrategia es otra. Gracias al tiempo que llevarán estos trámites, el juez de la Audiencia Nacional tendrá plazo para poner en marcha su verdadero objetivo: ayudar a abrir varias fosas con cargo al Estado y elaborar un censo de las víctimas de la represión de los golpistas -según el auto 114.266 personas-. Garzón es consciente de que es muy difícil, casi imposible si la Fiscalía se opone, que el caso llegue a juicio. Pero al andar también se hace camino.”

Javier Casal por su parte se fija en la notoriedad que la noticia ha alcanzado fuera de España: ” la BBC estaba abriendo sus boletines informativos con dos noticias relacionadas con España. La primera las declaraciones de Gordon Brown convertido en el nuevo padrino de Zapatero. La segunda cuestión, el auto de Baltasar Garzón en el que se declara competente para investigar los crímenes cometidos por el franquismo”. Y medios como Le Monde, The Guardian o Liberation también lo han destacado.

Ramón Cotarelo, del blog Palinuro, considera la decisión de Garzón como el comienzo de la cuenta atrás para la recuperación de nuestra dignidad como nación y repasa los argumentos del Juez contra las críticas “Y sobre que quiere investigar los crímenes franquistas pero no el de Paracuellos de Jarama o que la materia investigable no empieza en julio de 1936 sino en octubre de 1934, en ambos casos,(y en el de Paracuellos el propio juez Garzón lo hace explícito), los vencedores en la guerra ya instruyeron las pertinentes diligencias judiciales en su día, mientras que los de estas víctimas ni se tocaron”.

Manuel Rubiales en cambio se muestra crítico con Garzón y cree que su acción no va a servir para nada y que la recuperación de la memoria histórica y la dignificación de las víctimas no pasan por “una sala de la Audiencia Nacional ni por las ínfulas de un juez megalómano, es una tarea política, pasa por la necesidad de desarrollar una ley aparcada porque ya no parece tener rédito electoral, pasa por la sensibilidad de todos aquellos políticos  que proclaman frases de consigna a boca llena y después se olvidan de sus propios muertos.”

Moeh Attitar, de Guerra y Paz, considera que el auto es el primer paso para algo de justicia y destaca que “Es la primera vez que la Justicia se dedicará a estudiar estos casos, aunque los altos responsables de estos crímenes murieron ya hace tiempo, muchos de ellos plácidamente en sus camas.”

Desde el blog Lady Godiva en cambio critican la decisión y el momento: “más allá del derecho de cada cual a enterrar a sus muertos, que me parece innegable, el juicio político que trata de emprender, saltándose a la torera la corrección legal, deja en mal lugar a todos los que no lo hicieron previamente. La excusa de que la sociedad española no estaba “madura” es absurda… ahora tampoco lo está.”

Sergio Nexx, de Diario de un joven madrileño, hace una analogía histórica: “Muchos pensaran que lo que de veras busca Garzón es un nuevo Nurenberg. Pues lo cierto es que lo busque o no, es totalmente lícito, investigar y enculpar a aquellos mal llamados durante años “vencedores” que de primeras cometieron el delito de dar un golpe de estado”.

Otros como Javier Alfonso en su blog Es de justicia consideran que el auto demuestra el afan de protagonismo de Garzon: “ocupa 68 páginas, aunque el juez utiliza un cuerpo 14 de Times, un interlineado de 1,5, párrafos enteros en negrita y unas sangrías en algunos de ellos de hasta 1,9 centímetros, como los malos estudiantes que quieren alargar sus trabajos. Con un cuerpo 12 (más que suficiente) e interlineado sencillo se queda en 37 páginas, sin tocar las sangrías. Y se lee más fácilmente”. También considera que al ordenar abrir la fosa de Lorca, se asegura “algunas líneas en las biografías del poeta”.

En los comentarios de blogs y agregadores la noticia también se expande. En Meneame, un comentario asegura: “una ley que me parece que no admite muchas interpretaciones, Decreto Ley 10/1969 por el que se declara la prescripción de todos los delitos cometidos con anterioridad al 1 de abril de 1939. Teniendo en cuenta esto, a dia de hoy, condenar a alguien por un delito cometido antes de 1939 es prevaricar se mire por donde se mire. Otra cosa es que se derogase esta ley, pero derogar leyes creo que no es cosa que deba decidir el juez Garzón.”

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. El Auto de Garzón jurídicamente hablando es débil en dos puntos en mi modesta opinión.Primero,declararse competente en cuanto a los planificadores de los delitos de desaparición -los 35 cabezas de la rebelión y los dirigentes de Falange-y luego remitir a los juzgados de cada lugar de España para que determinan las responsabilidades de los ejecutores de cada asesinato.Esto ni se justifica juríodicamente en el auto ni parece que tenga justificación alguna.Segundo,el Auto considera delito principal el de atentado contra la forma del Estado y conexo el de detención ilegal y,sin embargo,argumenta que el delito principal-que puede haber prescrito-ha de seguir al delito conexo que es imprecriptible.Esto no tiene mucha justificación.Finalmente,inexplicable pòlíticamente que Zapatero deje recurrir el Auto,va a ser revocado.En fin que Zapatero debe modificar la Ley de Memoria para crear dos comisiones de expertos y policias como las que propone Garzón que se encarguen de las funciones que señala Garzón sobre las fosas a esas dos comisiones y todo ello a cargo del erario público.Lo demás es hacerse el don Tancredo.