El diario marroquí analiza en un artículo de su corresponsal Mohamed Boundi la campaña electoral para las elecciones del 20 de noviembre. Y destacan que ninguno de los grandes partidos está prestando atención al “vecino del Sur”. Ni a los contenciosos pendientes, ni a las posibilidades que ofrece el mercado marroquí, en plena expansión, para las empresas españolas.

Una calle de Marruecos

(Foto: Flickr/chema_santander)

Al Bayane recoge: “Los dos dirigentes políticos parecer haber firmado un pacto para no mencionar las relaciones con los países vecinos, la inmigración o las amenazas de una recesión económica europea. Sin embargo, España no puede permitirse el vivir aislada del resto del mundo ni los dos candidatos a la presidencia del futuro gobierno pueden ignorar los contenciosos en suspenso con Marruecos, país con el cual los intercambios económicos y humanos están en claro crecimiento? Aún quedan muchos asuntos conflictivos pendientes que el futuro gobierno salido de las urnas el 20 de noviembre deberá abordar con extremada habilidad.”

Aseguran que “España, asfixiada por la crisis económica y por la saturación del sector inmobiliario está llamada a buscar en el extranjero nuevas oportunidades para sus empresas. En este asunto, el mercado marroquí, en plena expansión, podría convertirse en un el espacio adecuado para externalizar una parte de las actividades de las grandes empresas españolas en crisis? Los dos candidatos debería hacer proposiciones más concretas con idea de sensibilizar a la opinión pública española de la importancia de desarrollar una relación estable y beneficiosa mutuamente con el vecino del sur”.

“Los candidatos están llamados a hacer propuestas que tengan en objetivo de enraizar las relaciones entre Marruecos y España, promover la idea de la creación de una conza de complementariedad economica en el Mediterráneo Occidental y colaborar en la misión de eliminar de la memoria colectiva los falsos prejuicios que han colocado a los marroquies… Los mítines de los dos líderes se resumen en un perpetuo intercambio de acusaciones, réplicas y retórica destinada a complacer a los militantes y simpatizantes.” se lamentan.

El diario también asegura: “los grandes problemas del mundo han tenido una gran incidencia en la economía española. Numerosos países intentan encontrar una solución a su crisis en un marco regional, como es el caso de América Latina o del norte de Europa. En este contexto, los dos candidatos a la presidencia del Gobierno deberían comprometerse a construir un clima de confianza permanente en las relaciones con Marruecos y a tranquilizar al colectivo de inmigrantes, que ha contribuido a la creación de prosperidad y riqueza durante el boom económico, de que su futuro les preocupa tanto como el de los nacionales.”

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. el articulo es de gran calidad y buen sentido de la realidad, pero con la subida del PP, las relaciones se deterioraran muy rápidamente, las asociaciones vinculadas con el PP ya están buscando maneras de presionar a marruecos (utilizando la integridad territorial Marroquí) para chantajearle en el acuerdo de pesca y el agrícola.
    pero esta vez la sorpresa vendrá del sur porque la sociedad civil es libre y no permitirá que nuestro gobierno haga pasos falsos, dándole demasiadas facilidades a las empresas españolas.