Al poco de conocerse los resultados electorales del 20N que daban la victoria al PP, el canal de noticias árabe con sede en Qatar, Al Jazzera conectó en directo con su enviado especial Andrew Simmon que se encontraba en la sede conservadora de la calle Genova en Madrid. Y cuando este analizaba las elecciones rodeado de seguidores del PP, una pareja de homosexuales se colocó detrás suyo y se besaron durante varios segundos.

Imagen de previsualización de YouTube

No está claro si fue un gesto espontáneo o una protesta organizada en defensa de los derechos de los gay, pero el hecho es que el beso gay se emitió durante cerca de 20 segundos en directo por Al Jazeera. Incluso el presentador de noticias de la cadena se sintió obligado a dar una escueta “explicación” hemos visto alguna de las celebraciones detrás tuyo Andrew…”.

ACTUALIZACI?N

El diario Público publica una entrevista con quien aseguran es uno de los protagonistas del beso gay. Lo identifican solo por sus iniciales A.P. pero explica “no es mi pareja y no fue espontáneo. Buscábamos una forma de poner de actualidad el debate en torno a la posibilidad de echar para atrás la ley del matrimonio homosexual. Es una reivindicación anecdótica que no esperaba que tuviera tanta repercusión”.

Y sobre el hecho de que se emitiera en una cadena árabe dice: “No negaré que la posibilidad de que un beso homosexual se emitiera en países de mayoría islámica añadía un elemento de provocación muy importante, pero nunca nos pareció posible que ocurriera.”

¿Erais conscientes pues de que os estabais besando frente a las cámaras de Al Jazeera?

Sí, aunque admito que no era nuestro primer objetivo, no somos tan ambiciosos. En un principio buscábamos asegurarnos unos segundos en una cadena nacional, tanto por ser criticados como por ser respaldados. Teníamos en mente Intereconomía, Telemadrid o La Sexta como vía para una reivindicación que no merece más atenciones. No lo conseguimos y no pudimos resistirnos a Andrew Simmons, el corresponsal de Al Jazeera. Ingenuamente creímos que no tendría ninguna repercusión nacional.”

Print Friendly, PDF & Email