“El gobierno español está cambiado las normas ambientales para acelerar la aprobación de proyectos industriales relacionados con la energía, tales como las granjas porcinas o las plataformas de extracción de gas esquisto, práctica conocida como fracking y que se va a regular por primera vez”.

 


(Foto: flickr/Darth Pedrius)

 

“A partir de ahora, -cuenta Todd White- las autoridades tendrán sólo seis meses para pronunciarse sobre los proyectos que pudieran producir un daño potencial a la naturaleza, según una ley recientemente aprobada por el parlamento y que tendrá efecto nada más aparecer en el Boletín Oficial del Estado”.

Este es un paso en la dirección correcta, ha declarado Lars Hubert, gerente de San Leon Energy, empresa dedicada a la exploración de gas esquisto. Se debería facilitar todo lo posible la exploración. La empresa San León Energy, con sede en Dublín, tiene cuatro licencias de prospección en España y seis más en espera de aprobación”.

“El Partido Popular del primer ministro Mariano Rajoy está usando su mayoría absoluta en el Congreso para darle a la legislación medioambiental el mayor vuelco desde 2008, para evitar que, en el futuro, los proyectos queden empantanados en la aprobación de estudios previos”.

Leer artículo completo en Bloomberg

Print Friendly, PDF & Email