La periodista catalana Olga Moya recibió ayer el Premio de periodismo ciudadano que otorga Bottup, la red social sin ánimo de lucro donde los propios ciudadanos publican sus noticias. Moya había publicado el artículo “La prisión de los buenos“, sobre su experiencia como voluntaria en un campo de refugiados de minoría étnica en Myanmar, texto que fue muy valorado por el jurado.

Para participar en la II edición de este premio de Bottup, Moya eligió ese artículo y una propuesta: elaborar un reportaje en Lunsar (Sierra Leona) para contar desde allí los beneficios y limitaciones de la telemedicina aplicada a la asistencia de los más vulnerables. El premio tendrá ese destino. Olga Moya Martorell, fue seleccionada entre otros nueve finalistas.

“El Jurado ha valorado tanto la calidad del artículo como el interés de su propuesta de viaje si resultaba ganadora” -explica Bottup

La periodista premiada se desplazó ayer desde Barcelona para recibirlo. El acto tuvo lugar en la sede de red.es (dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y comercio) donde su director general Sebastián Muriel, junto al equipo de Bottup -Pau Llop y Jose A. Gelado-  se encargó de avalarlo.