Tras rodar parte de su quinta temporada en España, la serie de HBO basada en la obra de George RR Martin decidió rodar gran parte de su sexta temporada en España. Y los productores de la quinta película sobre Jason Bourne han elegido Canarias para su rodaje. Son los dos ejemplos de mayor perfil que confirman que los incentivos fiscales y medidas que entraron en vigor este año para atraer a España a producciones cinematográficas internacionales han dado en el blanco. Hollywood vuelva a mirar a la Península Ibérica para rodar.

Según se señala en un artículo de Sergio Paz en Expansión tanto HBO, que se ha decantado por Peñíscola y Girona para hacer la sexta temporada de Juego de Tronos, como Universal Pictures, que ha optado por Tenerife para rodar durante cinco semanas la quinta entrega sobre Bourne, el espía al que encarna Matt Damon, con un presupuesto de cien millones de euros, han sido convencidos por la nueva normativa que aprobó el gobierno en 2014 y que entró en vigor el pasado 1 de enero. La propia productora en España de “Juego de tronos”, Fresco Film Services, explicó que éste era uno de los motivos principales del regreso.

juego-tronos

A los pocos meses de entrar en vigor los nuevos incentivos fiscales, algunos medios internacionales especializados como Variety ya hablaron de “histórico paso adelante” en España, augurando un efecto positivo al 15% de desgravación aprobado para rodajes internacionales en España que aumenta hasta un “sabroso” 35% en Canarias. La nueva ley española fija eso sí, un tope de 2,5 millones de euros en la Península y de 4,5 millones en las Islas Canarias.

Pero hasta junio, el interés de los grandes productores internacionales fue más bien tibio, en gran medida debido a las quejas por la poca claridad de la reforma impulsada por Hacienda, que no especificaba qué gastos eran deducibles. Aquí destaca el papel de HBO que encargó al bufete  Baker & McKenzie que realizara una consulta a la Dirección General de Tributos (DGT) española para que aclarará estos aspectos.

La respuesta de Hacienda llegó el 2 de junio en forma de una lista exhaustiva de conceptos admitidos por la ley y respondiendo a las dudas y peticiones de la productora de EEUU. Así por ejemplo se ha dejado claro que casi todos los gastos generados por una producción en España se pueden desgravar, aunque hay algún tope como el referente a elementos creativos para quienes si son españoles o de la UE hay un máximo de  50.000 euros por persona. Todo esto da seguridad jurídica a los inversores y ha resultado clave, ya que al día siguiente, como hace notar Variety, HBO anunció que rodaría la sexta temporada de “Juego de tronos” en España.

Además, The Hollywood Reporter apuntó que la productora de Juego de Tronos añadió después las Bárdenas Reales en Navarra como localización, “incentivada” por la normativa regional que ofrece un 35% de desgravación, sin límite de cantidad, por rodar al menos una semana en tierras navarras.

Pero aunque los incentivos fiscales son el nuevo caramelo, no son el único motivo que explica el reciente éxito de España en atraer producciones internacionales. Desde la Spain Film Comission también se apunta que la variedad de localizaciones que ofrece España y la calidad de los equipos técnicos y profesionales también están pesando. Especialmente porque España compite con países que ofrecen mayores incentivos, como Croacia que da un 20% o Hungría que llega al 25%, y el tope que marca es bajo: En Francia estaba en 4 millones de euros y lo van a aumentar a 30 millones.

España en cualquier caso parece decidida a reiniciar su antigua y fructífera historia como escenario de grandes films extranjeros. James Bond, Indiana Jones, Anakin Skywalker, Lawrence de Arabia o El Feo, el Bueno y el Malo son sólo algunos de los nombres propios que se han rodado en escenarios españoles. Bourne y los Lannister ya pueden añadirse a la lista, y hay esperanzas de que vengan muchos más.

Imagen de previsualización de YouTube