Imagen de previsualización de YouTube

[actualizada] El grito fue lanzado por Mountazer al-Zaïdi, corresponsal del canal Al-Baghdadia que emite desde El Cairo, mientras arrojaba dos zapatos al presidente Bush. El suceso, que ha dado la vuelta al planeta, tuvo lugar tras su reunión con Nuri al Maliki con quien Bush ratificó el acuerdo de seguridad que estipula la retirada del Ejército norteamericano antes de enero de 2012.

“Queremos decir al pueblo iraquí a través de este acuerdo que Estados Unidos es un país que cumple con su palabra”, dijo Bush

Los zapatos pasaron sobre el presidente saliente, sin alcalzarle. Después los agentes de seguridad, iraquíes y americanos, sacaron al autor del zapatazo del despacho de Maliki, donde se celebraba la conferencia de prensa. Mountazer al-Zaïdi fue evacuado por la fuerza  mientras gritaba: “Es el responsable de la muerte de miles de iraquíes”.

Bush, que no dejó de sonreir, dijo después no haberse sentido amenazado ni tampoco molesto con el insulto perro, considerado grave insulto igualmente entre los árabes.

Según informa Público, al menos cien abogados árabes han mostrado su predisposición a defender al periodista iraquí. Según la página web del canal, numerosas personalidades en el mundo árabe se están manifestando a favor de la liberación del periodista.

Se da la circunstancia de que el periodista iraquí, ahora en manos de la policía, fué secuestrado el pasado año por desconocidos y liberado unos días después:

pasó más de dos días con los ojos vendados, casi sin comer ni beber, luego que hombres armados lo subieron a un auto a la fuerza cuando caminaba el viernes hacia su trabajo en el área de Bab al-Sharji en el centro de Bagdad. ‘Mi liberación en un milagro. No puedo creer que estoy vivo,’ dijo a Reuters Zaidi, de 28 años, por teléfono. Zaidi dijo que los secuestradores lo habían golpeado hasta perder la conciencia. Ellos usaron su corbata para vendar sus ojos y ataron sus manos con los cordones de sus zapatos.”

Al igual que el resto de la población iraquí, el canal de noticias ha sufrido los devastadores efectos de la invasión norteamericana entre sus empleados:

 El 12 de enero de 2006, un grupo no identificado de hombres atacó y asesinó en Alshoola (norte de Bagdad) a Louai Salam Radeef, cámara del canal de televisión por satélite Al-Baghdadia, hiriendo también a su asistente Amer Mohammed. Se trata del profesional de los medios de comunicación que hace el número 77 de los que han muerto en Irak, -según Reporteros sin fronteras.

En abril de 2006 también murió en Bagdad, víctima del disparo de un francotirador, el productor de televisión del canal Jawad Al Daami.


Imagen de previsualización de YouTube

Un reportaje del mismo canal

Baghdadia TV  está considerado por el centro de estudios TBS como un canal sunita,  moderado, de Bagdad.