La cofradía catalana Pescadors de Roses ha apostado por la internacionalización con mayúsculas. Su previsión apunta a comercializar en el exterior el 80% de su producción en el plazo de dos años. Y acaba de entrar en un nuevo mercado: Oceanía.

Pescadors de Roses S.L. envasa productos de la cofradía de pescadores de la localidad catalana de Roses, en el Cap de Creus, y comercializa su propio fumet, un caldo de pescado para elaborar arroces y otros platos.
Ahora gracias a un acuerdo de comercialización con una marca de Melbourne, a partir de febrero, su caldo se venderá en Australia y Nueva Zelanda.

El un acuerdo es de exclusividad y por dos años, pero no es el único. Según ha explicado el gerente de Percadors de Roses, Pere Gotanegra, en un plazo de dos años, esperan vender el 80% de la producción en el extranjero implantándose en nuevos mercados como Estados Unidos, Reino Unido o Francia.

(Foto: Flickr/Calafelvalo)