Desde el blog Cosas de la Diplomacia se ha lanzado una campaña para exigir que España apoye y ratifique sin reticencias el Proceso de Oslo, un tratado que persigue erradicar definitivamente este armamento que se sigue fabricando en nuestro país y usando en conflictos de todo el mundo. Técnicamente el gobierno de Zapatero se ha unido al proceso, pero segun denuncian las ONG´s más activas en este campo, ha mostrado reticencias la prohibición de todos los tipos de bombas de racimo.

En concreto, el gobierno ha intentado dejar fuera de la discusión aquellas cuya submunición tenga un mecanismo de autodestrucción. En España hay empresas que fabrican las bombas de racimo y nuestro Ejercito las tiene en su arsenal, pero estas reticencias no parecen aceptables. Sobre todo porque los mecanismos fallan. Se estima que de las bombas de racimo que se lanzaron sobre el Libano en el verano de 2006, queadaron sin estallar entre el 30 y 40%, según datos de la ONU.

Por todo ello, numerosos representantes de la blogosfera española, liderados por Francisco Polo de “Cosas de la Diplomacia”, han iniciado una campaña de presión al gobierno de Zapatero para exigirle que firme un tratado sin excepciones. Ya se han unido varias bitacoras más, y una de las primeras acciones que se pueden realizar para colaborar es enviar un email de protesta a los portavoces de los distintos grupos en la Comisión de Asuntos Exteriores en el Congreso de los Diputados. Hay un texto tipo junto a la dirección email de los representantes.

Zapatos viejos para una campaña de GreenpeaceAdemás desde Greenpeace se ha lanzado otra campaña de protesta contra las bombas racimo. La organización ecologista quiere formar una pirámide de zapatos como símbolo de los cientos de personas que todos los días son mutiladas por esta munición y que nunca podrán usar los suyos. Por ello ha hecho un llamamiento para que les envien zapatos viejos.