Lo llaman “violación medioambiental” y acusan a sus responsables de destruir un modo de vida. La campaña ecologista “I love Mountains” de EEUU que cuenta con el actor Woody Harrelson como portavoz, trata de luchar contra la destrucción de cimas para la minería. Aseguran que más de 450 montañas en el país han sido cercenadas para facilitar la extracción de carbón. Han creado un vídeo para denunciar esta práctica.

Imagen de previsualización de YouTube

Se vuelan con explosivos la parte superior, como si se “destapara” la mina. Esto destruye para siempre la montaña, que queda plana, pero además expande las rocas y tierras removidas por las laderas, afectando a bosques y taponando ríos.  Esta alteración del entorno incluso ha llegado a provocar inundaciones.

Pero también han sufrido contaminación de tóxicos provocada por accidentes similares a los de la mina de Aznalcollar en España. Al menos una de las balsas de residuos de una industria minera vio como sus diques se rompían y los tóxicos y metales que almacenaban se esparcieron por un río de Kentucky.

Por todo ello, los ecologistas están recogiendo firmas contra la industria del carbón, que consideran anacrónica y sobre todo contra esta práctica de destruir montañas. Su web está llena de material multimedia, como animaciones que muestran como era una zona antes y después del desembarco minero, cómo se expande una instalación de este tipo, o un mapa de todos los lugares afectados.

Print Friendly, PDF & Email