Una Fundación subvencionada por la Generalitat recibió en 2008, 1,8 millones de euros para proyectos de cooperación en Nicaragua. Pero según denuncia la Cadena SER, al país centroamericano sólo llegaron 73.500 euros. El resto ha acabado invertido en pisos y plazas de garaje en Valencia o en caros asesoramientos informáticos para la susodicha Fundación.

Francisco Camps
(Foto: Flickr/Ppcv)

A la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (CYES) le dieron casi dos millones de euros para un proyecto de abastecimiento y tratamiento de agua para consumo humano y para producir alimentos en Nicaragua. Sin embargo, según los expedientes administrativos del gobierno valenciano a los que ha tenido acceso la Cadena SER, con ese dinero la Fundación compró un garaje, un local y una vivienda en lo que invirtió 439.668 euros. Además pagó 208.352 euros a una empresa para asesoramiento sobre el proyecto de ayuda al desarrollo.

A todo esto se suman facturas vinculadas a la compra en España de equipos informáticos, reforma del inmueble, pagos de nóminas o gastos administrativos. En conclusión, de los casi 2 millones de dinero público para cooperación en Nicaragua, el 97% se quedó en Valencia.

El periodista de la SER Nicolas Castellano ha podido comprobar la veracidad de la denuncia sobre el terreno, al localizar en Nicaragua a dos de las “contrapartes locales” encargadas de llevar adelante el proyecto de cooperación. Los colaboradores de CYES han confirmado que recibieron de esos fondos poco más de 70.000 euros.

El gobierno de Camps era conocedor del destino de los fondos públicos y tras revisar los gastos solicitó a la Fundación la devolución de algo más del 15% de total de la subvención por no estar correctamente justificado pero nada objetó a la diferencia entre el dinero invertido en Valencia y los escasos fondos que llegaban al terreno.

Print Friendly, PDF & Email