BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Dolores Carrión, la misma que negociaba a escondidas con los comerciantes de Sol la expulsión de los acampados y que sitió el centro de Madrid policialmente, ha conseguido poner de acuerdo a todo el mundo: “Clamor por la dimisión de la delegada del Gobierno tras los altercados de Sol -en la visita del Papa-“, -dice el diario de PedroJ

Los vídeos sobre el comportamiento de la policía en Madrid contra ciudadanos pacíficos inundan youtube y muestran en el extranjero la faceta más vergonzosa de nuestros defensores de la ley.

 Imagen de previsualización de YouTube

La policía parece fuera de control, incapaz de contenerse, de distinguir entre el respeto y el miedo. Evoca, sí, a otro espacio-tiempo, de similares actitudes.

Pero la culpa no es solo de ellos. Escuchar a José Blanco defendiendo la actuación policial sin sonrojo, sin un ápice de autocrítica -esa cosa que a veces permite confiar en la democracia- produce estupor y les regala impunidad.

Imagen de previsualización de YouTube

Dolores Carrión ha dilapidado el escaso crédito que pudiera quedarle y si el gobierno no hace nada por remediarlo su responsabilidad se extenderá como una infección a todo el ejecutivo.

“todos los poderes públicos pueden y deben estar a mano, pero no sólo cerca de la ciudadanía y sus problemas, sino que además la Delegación del Gobierno cree en la Coordinación entre las Administraciones y en la Lealtad Institucional, al servicio de las madrileñas y madrileños”. -dice Carrión en la web

¿Al servicio de los madrileños?

Imagen de previsualización de YouTube
“¿Peregrino? Nada, que pase”, -se escucha a un policía en uno de los vídeos (min 1:20).

Como si el derecho de reunión solo existiera para ellos. Y al que lo denuncie, estopa, para que se le pasen las ganas. Todo tan democrático, tan nuestro.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Print Friendly, PDF & Email