El diario estadounidense se hace eco de la operación por la que China State Grid Corp se ha hecho con unas líneas de alta tensión que tenía en Brasil la empresa de Florentino Perez. El WSJ destaca como los problemas de deuda de la constructora española ACS le han obligado a recurrir a China en busca de efectivo.

La sede de ACS

El Wall Street Journal asegura: “La endeudada constructora española se ha convertido en la última empresa europea en descargar activos a los ávidos compradores chinos, en un momento en el que los problemas de la deuda obligan a las empresas europeas a mirar hacia China en busca de dinero en efectivo.”

Detallan que: “State Grid Corp., el operador de energía controlado por el gobierno de China anunció que ha acordado comprar a la española Actividades de Construcción y Servicios S.A. (ACS) siete líneas de transmisión eléctrica de alta tension en ocho estados de Brasil por 1.860 millones de reales brasileños (936 millones millones de dólares), incluida la deuda asociada a los activos.”

El diario explica que “la posición de ACS se ha debilitado a causa de sus deudas y la caída del valor de las inversiones realizadas durante los años del boom en España. Su presidente Florentino Pérez, que también es el presidente del Real Madrid CF, dirigió la expansión de ACS cuando la liquidez era abundante y la economía de España estaba en su apogeo apoyada en una burbuja inmobiliaria que explotó hace cinco años. Cuando el crédito se secó, ACS comenzó a reducir la deuda ocasionada por sus activos dispersos. Su deuda actual es de 9.330 millones de euros, aproximadamente la mitad de lo que tenía hace unos años.”

[Leer el artículo completo den The Wall Street Journal]

Print Friendly, PDF & Email