Tráfico en Madrid

Los mapas de ruido elaborados por el ministerio de Medio Ambiente en 19 grandes ciudades españolas reflejan que el 27,7% de sus habitantes soporta niveles de ruido superiores a los 65 decibelios. Este es el máximo que admite la Organización Mundial de la Salud  y equivale al sonido de un aspirador. Y el 66,7% de la población de estas mismas localidades vive con niveles superiores a 55 decibelios a causa del tráfico, aviones o trenes. (Foto: Flickr/edans)

El estudio fue encargado por Medio Ambiente a finales de 2010 en capitales de más de 250.000 habitantes. Y para 2012 está previsto que un total de 62 ciudades con más de 100.000 habitantes también hayan elaborados sus mapas acústicos.

Los ruidos de la vida cotidiana oscilan entre los 35 y 85 decibelios: por debajo de los 45 se vive en un clima agradable, por encima de los 55 puede haber molestias y partir de los 85 decibelios toda la población manifiesta alteraciones.

La legislación nacional y europea sobre contaminación acústica exige la puesta en marcha de instrumentos de evaluación y gestión del ruido ambiental, con el fin de reducir la exposición a este tipo de contaminante ambiental. Pero a finales de 2010, solo doce capitales habían comunicado planes de acción y solo cuatro de ellas cumplían los “contenidos mínimos establecidos por la normativa”, según el criterio de Medio Ambiente.

Para 2012 también está previsto que se elaboren mapas estratégicos de ruido de trece aeropuertos, 16.166 km de carreteras y 1.342 km de ferrocarriles. En cambio los ruidos vecibales o de ocio quedan fuera de estos planes ya que su  regulación es competencia de ayuntamientos y autonomías.

Print Friendly, PDF & Email