Niños andando

La iniciativa Cien Pies plantea revitalizar una practica que ayudaría a aliviar los atascos de tráfico, mejorar la calidad del aire y evitar el sedentarismo y la obesidad entre los niños. Todo con una idea muy sencilla, de la que se hace eco Yorokobu: hacer posible que los niños vayan al colegio andando en vez de en coche. (Foto: Flickr/Legacom)

En Godella (Valencia) desde el 1 de marzo, se han puesto en marcha varias rutas que permiten ir a los menores desde un lugar cercano a su casa hasta su centro de estudios andando. Van con más niños de edades entre los 5 y 12 años y acompañados para garantizar su seguridad.

El proyecto pretende lograr que los pequeños hagan más ejercicio, pero también está planteado como una  actividad educativa: por el camino irán descubriendo la ciudad, lugares históricos, espacios culturales y comercios. Aprenderán además a convivir con el resto de ciudadanos y con los vehículos que encuentren a su paso.

La idea de recuperar el hábito de ir al colegio no es original de Godella. Ya existen proyectos de Caminos Escolares en ciudades como Londres, París, Oslo, Berlín?

El servicio cuesta 16 euros al mes. En cada ruta, que funciona como una espece de “autobus humano” con paradas y zonas de recogida, va un monitor que es profesional de la docencia y varios voluntarios que le ayudan y hacen las veces de “guias informativos”. El proyecto cuenta con la colaboración del Ayuntamiento y la Policía Local. De hecho el responsable de cada ruta está conectado vía movil con la central policial.